Buscar
Usuario

Noticias

La Unión Europea asegura finalmente que no prohibirá la venta de kebabs en España

La venta de kebabs tiene los días contados si la Eurocámara aprueba finalmente las restricciones.

La UE finalmente ha desmentido la prohibición de la carne de kebab en todo el territorio de la UE, incluido España, tal y como relató la agencia EFE y recogieron medios de todo el país como ABC o Telecinco

Según la noticia original, la decisión había llegado después de que la Comisi´on Europea haya rechazado la presencia de fosfatos, únicamente, en este plato de origen turco, ya sea en las carnes de cordero, ternera o pollo. Consideran que tiene efectos muy perjudiciales para la salud.

La prohibición ha sido aprobada con 32 votos a favor y 22 en contra en la comisión europarlamentaria. Ahora todo depende de la decisión que se adopte en la Eurocámara a mediados de este mes de diciembre. Si todo prospera, finalmente la carne de kebab no se podrá distribuir en toda la UE.

Los expertos que han participado en esta medida consideran que esta comida tiene vínculos con diversas enfermedades cardiovasculares, tal y como recoge el diario Metro UK. Sin embargo, no se hace mención a otras comidas como hamburguesas, pizzas, bollería y, tampoco, al tabaco o alcohol.

El kebab podría tener los días contados en la UE "El kebab podría tener los días contados en la UE"

En mitad de esta ofensiva, los vendedores de kebab -especialmente en Alemania- se están asociando para presionar a la Eurocámara y que no apruebe finalmente la medida. Defienden que los aditivos que son dañinos para la salud mantienen la carne jugosa y llena de sabor, así como para garantizar sus condiciones óptimas en el transporte entre asadores.

Sin embargo, las voces que denuncian 'discriminación contra el kebab' se han hecho oír durante las últimas jornadas. Denuncian que los productores de salchichas que se venden en supermercados contienen exactamente los mismos aditivos que la carne de kebab. Sin embargo, nadie ha actuado contra ellos.

Baris Donmez, dueño de un kebab 24 horas en el distrito berlinés de Mitte cree que la medida tiene un trasfondo xenófobo: "Están buscando la manera de dañar a las empresas turcas para que se vayan de aquí", asegura.

La presencia de fosfatos ya está técnicamente prohibida en toda la Unión Europea, aunque la medida se ha ido reduciendo por la constante exención a determinado productos. Ahora, la prohibición explícita en los kebabs ha hecho saltar muchas alarmas. 

Renate Sommer, miembro del gobierno de Angela Merkel, denuncia que podría "destruir muchos puestos de trabajo", mientras que Kenan Koyuncu, de la Asociación Alemana de Productores de Doner Kebab, considera que "esta sería la sentencia de muerte para toda la industria del doner kebab en la Unión Europea". Ahora todo depende de la decisión que adopte la Eurocámara.

Artículos recomendados

Comentarios