Buscar
Usuario

Política

La última reunión entre C's y PP, a gritos: "¡Decís que sólo tratamos con corruptos!"

La relación entre populares y ciudadanos se encuentra en su peor momento.

El resultado de las elecciones catalanas, en las que ganó Ciudadanos y el Partido Popular terminó con tres escaños y relegada a última posición en el grupo mixto, ha creado un fuerte clima de tensión entre las fuerzas que lideran el centro-derecha español.

La formación de Rivera y Rajoy, sin embargo, se encuentran condenadas a entenderse, en virtud del acuerdo de investidura firmado durante esta legislatura. Por ello, ambos partidos organizan frecuentes reuniones en los despachos del Congreso... en las que están creciendo las tensiones.

Eso fue lo que sucedió el pasado miércoles 21 de febrero. El encuentro, que se celebró a puerta cerrada en el Congreso de los Diputados, trató la reforma de la ley electoral que aboga porque cada voto cuente igual independientemente de la provincia desde la que se emite.

Por parte del PP asistieron Rafa Hernando, el portavoz adjunto José Antonio Bermúdez de Castro y el exsecretario de Estado de Interior, Francisco Martínez. Desde la formación naranja, mientras tanto, hicieron presencia Juan Carlos Girauta y Miguel Gutiérrez.

La reunión empezó con tensión. Hernando acusó a Ciudadanos de no traer propuestas concretas. Sin embargo, los de Albert Rivera ya habían mantenido encuentros previos con PSOE y Podemos para pactar unas líneas generales en torno a esta reforma. La sintonía, sobre todo con la formación de Pablo Iglesias, fue excelente.

Las intenciones de los nuevos partidos pasan por cambiar el sistema D'Hont por la fórmula Sainte-Laguë. Podemos y C's consideran que el último sistema garantiza mejor la proporcionalidad, pero desde el PP se apuesta por D'Hont porque, a su juicio, representa mejor a las provincias más despobladas (su granero de votos).

Firmado en el pacto de investidura

Sin embargo, en Ciudadanos recordaron que el PP se comprometió a cambiar la ley electoral porque constituía el punto 97 de los 150 acordados para garantizar la permanencia de Rajoy en La Moncloa.

Fue entonces cuando Girauta aprovechó para criticar el incumplimiento sistemático del PP del pacto de investidura firmado entre ambas formaciones políticas. Y, entonces, la cosa comenzó a constituir un auténtico cúmulo de reproches.

"¡Nos tratais al desde que ganamos en Cataluña!", dijo Girauta. A ello, Hernando contestó: "¡Vosotros decís que sólo tratamos con corruptos y nacionalistas!". Tras intentar calmar los ánimos, Girauta volvió: "Si vosotros hubiérais ganado en Cataluña, yo me habría alegrado", recriminó.

La reunión terminó con estas palabras. En las posteriores ruedas de prensa, los representantes de ambos partidos se dirigieron todo tipo de reproches y confirmaron que la reunión fue un auténtico fracaso.

Artículos recomendados

Comentarios