Buscar
Usuario

Noticias

El tóxico juego "dominatrix" y "esclavo" de dos niños que acabó a cuchilladas

Una joven de 12 acuchilló a su expareja de 14 con una navaja multiusos en un colegio madrileño. Mantenían una relación muy poco apropiada para sus edades.

Recientemente, nos hacíamos eco de que una niña de tan solo 13 años había asestado cinco puñaladas a otro compañero en el barrio de Valdebernardo (Madrid), un suceso por el que no se podía imputar ningún delito a su autora ya que la ley del menor lo impide.

Ahora, cuatro días después de conocer el suceso, volvemos a obtener más datos de la autora en cuestión y de su víctima. Y lo que se encuentra detrás es un peligroso juego que, realmente, no era apropiado para dos niños de la edad de estos jóvenes.

Lo revela el diario El Español. 'Tóxica', el seudónimo con el que el diario pretende proteger la identidad de la víctima, mantenía una relación catalogada como BSDM (sadomasoquismo) con su pareja. Ella, con tan solo 12 años, se dedicaba a ejercer como 'dominatrix' mientras que "jugaba a atar al chico con una correa y pasearle como a un perrito", tal y como ha revelado uno de los compañeros de los jóvenes.

La niña que ha asestado cinco puñalas a su pareja, en una fotografía publicada en redes sociales "La niña que ha asestado cinco puñalas a su pareja, en una fotografía publicada en redes sociales"

Su pareja, que ejercía el papel de 'esclavo' con 14 años, intentaba provocarla y generarle celos en sus redes sociales. Ambos mantenían una relación completamente tóxica en la que cortaban y volvían, una vez tras otra

Hasta que llegó la definitiva. Fue entonces cuando él empezó a escribir comentarios como 'guarra', 'puta' y muchos otros calificativos a través de las redes sociales. Los amigos de él, lejos de apaciguar la situación, también secundaban los insultos.

La cosa llegó a mayores cuando él se encargó de difundir por todo el instituto el rumor de que su ya exnovia se había dedicado a acostarse con varios hombres sin utilizar un preservativo y ahora se había quedado embarazada. El bulo se extendió como la pólvora, y conociendo la crueldad de algunos niños a esas edades, la situación se tornó en guerra absoluta entre ellos.

Tanto él con sus amigos, como ella con las suyas, comenzaron a lanzarse constantes ataques. Sin embargo, la popularidad de la joven estaba por los suelos y su enfado había alcanzado proporciones descomunales.

Fue en ese momento cuando decidió no mediar ninguna palabra más con el que previamente había sido su 'esclavo' y decidió ejercer la justicia por sus propias manos. A la salida de la clase de Artes, la joven cogió una navaja multiusos y, sin dudarlo, decidió asestar hasta cinco puñaladas en contra del joven. Le provocó tres cortes en el brazo y dos en la espalda, aunque el hospital ya le ha dado el alta y se encuentra en casa con sus padres.

Una espiral demasiado rápida

Este es el instituto en el que han sucedido todos los hechos "Este es el instituto en el que han sucedido todos los hechos"

Para llegar a este punto, ha sido necesario que los acontecimientos se hayan precipitado de una manera que estremece. 

Estamos hablando de septiembre de 2016. Prácticamente no ha pasado un año desde que ambos jóvenes eran dos niños dulces, con una forma de vivir mucho más acorde a sus edades. Sin embargo, a principios de curso, ambos se conocieron mejor y decidieron empezar a salir juntos. Rápidamente, entre los dos, comenzaban a transformar completamente sus personalidades, en una especie de jugar "a ser mayores", pero en su peor vertiente posible.

En redes sociales, cada uno expresaba la tribu urbana con la que mejor se sentían identificados, algo muy propio de las épocas en las que se entra en la preadolescencia. Él se definía como manga. Ella como emo, una especie de "románticos del siglo XXI" y que en muchos casos se ha endosado a personas con un temperamento sensible, melancólico; pero que en realidad, se trata de una generalización antes que de una realidad.

La pareja, de tan solo 12 y 14 años, tenía una gran exposición en redes sociales. Publicaban en internet todo aquello que consideraban y sin ningún tipo de filtro. "Dice k me odia, yo se k me quiere", fue uno de los comentarios que ella publicó bajo una foto en la que posaba junto a su novio en un parque.

Inimputable

Esta es la pareja que ha mantenido una relación tóxica "Esta es la pareja que ha mantenido una relación tóxica"

Mientras que el joven se recupera de sus heridas, los padres de la menor y el colegio deberán de decidir qué hacen con la autora de la agresión. La Justicia no puede hacer nada, ya que los menores de 14 años que cometen un delito son declarados como inimputables.

La única responsabildad que por el momento ha enfrentado la niña ha sido una expulsión temporal del centro escolar. Los profesores no quieren ponerse en contacto con los medios y se muestran en completo shock ante lo que ha sucedido, una sensación que comparten con muchos alumnos: "Un niño no ha venido hoy a clase, pensamos que ha sido porque estaba muy sorprendido por esto", ha comentado una compañera en declaraciones a El Español.

Mientras tanto, las autoridades escolares se mantienen entre la expulsión definitiva o la suspensión temporal de las clases. Lo que es cierto es que nadie considera recomendable que ambos jóvenes vuelvan a mantener contacto.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados