Todo lo que esconden Borja y VOX de la sentencia: agresión ilegítima y omisión de socorro

Todo lo que esconden Borja y VOX de la sentencia: agresión ilegítima y omisión de socorro

La versión del condenado, apoyada por la ultraderecha para sacar beneficio político, se aleja mucho de los hechos probados.

Quienes defienden la libertad de Borja Salvador, el joven que mató a un atracador para salvar a una mujer, están obviando que este fue consciente en todo momento de lo que sus golpes podían suponer. Y también están pasando por alto que el joven no socorrió al ladrón, que se quedó tirado en el suelo. 

Esto es lo que se desliza de la sentencia del Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga. Según este fallo, posteriormente ratificado por la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Málaga, Borja no actuó en "legítima defensa", tal y como está defendiendo VOX para solicitar su indulto. Además, la Fiscalía de Málaga también pidió que se suspendiera la pena. 

Tras el salto del caso a los medios, VOX organizó una recogida de firmas y donaciones para que Borja pudiera pagar la indemnización. Pero sus argumentos, tanto los del condenado como los del partido de ultraderecha, no concuerdan del todo con lo esgrimido en la sentencia judicial. 

SENTENCIA 402/2018 JUZGADO ... by Maldita.es on Scribd

La realidad probada en la sentencia

Durante varios días de numerosas informaciones, se han perdido varios aspectos relacionados con los hechos probados, tal y como ha publicado El Plural. En primer lugar, el tribunal considera que en el momento en el que todo sucedió, el 8 de febrero de 2015 a las 7:45 de la mañana, Borja auxilió a "María Jesús G.R., quien estaba siendo golpeada por Pedro T.T. e Isabel C.N. para sustraerle el bolso que portaba". Pero de la misma manera, no se considera probado el hecho de que la víctima del robo fuera "pateada en el suelo", tal y como defiende el condenado y todos los que lo apoyan. 

El fin del "salvador" era "recuperar el bolso sustraído" de María Jesús, pero cuando alcanzó a Pedro, "ante la negativa de este de entregar" el mismo, se produjo un "forcejeo" entre ambos. Así, el malagueño,"siendo consciente de las graves consecuencias que podría causar su acción", dio dos puñetazos al atracador, "uno en la cabeza y otro, bien en el mismo lugar, bien en el cuello o en el hombro, que determinó que cayera al suelo". 

El malagueño Borja condenado a prisión y a pagar una multa de 180.00 euros - El Mundo "El malagueño Borja condenado a prisión y a pagar una multa de 180.00 euros - El Mundo"

En este sentido, el fallo explica que Borja no pretendía la "efectiva producción" de las citadas "consecuencias", que supusieron la muerte del ladrón días después a causa de un traumatismo craneoencefálico con hemorragia cerebral. 

Fue El Mundo quien publicó el domingo 14 de julio de 2019 un repotaje que reabrió este caso públicamente. Desde entonces, muchos medios han recogido la versión de la defensa, que cuenta que la mujer a la que robaron estaba siendo pateada por los ladrones. Sin embargo, el Tribunal no lo considera como un hecho probado ya que se carece de evidencias. 

Ni legítima defensa, ni socorro al ladrón

Con el caso en el candelero, fueron muchos los que se atrevieron a juzgar el comportamiento de Borja y que asumieron su acto como "altruista" y propio de un "héroe". Pero también hubo quien prefirió atender a la sentencia del juez para conocer la realidad de los hechos. Un usuario de Twitter, @BerdaderaH, publicó en su perfil una serie de declaraciones de testigos que presenciaron las agresión de Borja, que aseguran que el joven golpeó en el suelo al ladrón cuasándole la muerte. 

Lo cierto es que este hecho, que tampoco ha podido ser probado, se ha ocultado en la campaña mediática. Pero por lo que sí se ha podido probar, el tribunal ha considerado que Borja no actuó en legítima defensa, sino que sus actos fueron constitutivos de un delito por "homicidio imprudente" porque llevó a cabo "una acción sin la diligencia debida". El tribunal considera que los puñetazos "hubieron de ser suficientemente intensos como para producirle" un traumatismo tan grave.

Cabe señalar algo que no se destacó en la crónica de El Mundo en la que se contó la versión de Borja. El joven era portero de discoteca, y por este motivo, así como por su condición física, es lógico considerar que él debía ser consciente de la gravedad que podrían acarrear sus actos tras esos golpes. El medio que dió la noticia se limitó en este momento a señalar que "por aquel entonces trabajaba en una discoteca", pero no daba más detalles al respecto. Sin embargo, sí se contaron aspectos tan innecesarios como el color de los ojos o la forma de su cara. 

Además de considerar la agresión como "ilegítima", la sentencia también explica que Borja no socorrió al ladrón después de que sus golpes lo dejaran tirado en el suelo. Y se especifica que el condenado admitió que abandonó a Pedro a su suerte sin siquiera llamar a los servicios de emergencia. En su declaración, Borja alegó que no volvió con el ladrón por miedo a que este "se levantara e intentara agredirle".

VOX quiere sacar rédito político

Uno de los aspectos más reseñables de este caso ha sido la intromisión de VOX en la historia de Borja, que no dejó pasar la oportunidad para sacar rédito político y sustentar con esta historia de altruismo y heroicidad su postura sobre la "legítima defensa". En este sentido, también piden la Medalla al Mérito Civil para Borja. 

Según El Plural, Borja al principio rechazó las donaciones provinientes de la campaña en redes sociales de VOX. Sin embargo, según su abogado, al enterarse de que el dinero no podía ser devuelto al tratarse de donaciones anónimas, finalmente, las aceptó y dispondrá de 112.000 euros para hacer frente a los 180.000 de indemnización.

Cabe destacar que la formación ultraderechista siempre ha defendido que las personas que actúen bajo esta condición que "légitima defensa"no deben ingresar en prisión, y por eso les tratan como héroes, como han hecho con Borja. Además, de este mismo modo también aprovechan para legitimar su discurso sobre la tenencia de armas. 

Comentarios