Toca volver a pagar para ver la TDT en casa

Toca volver a pagar para ver la TDT en casa

La generalización de las nuevas tecnologías en nuestros teléfonos móviles está llevando a resintonizar nuestras televisiones.

Televisión Adrián Parrondo Adrián Parrondo 18 Julio 2017 11:25

Los españoles tendremos que volver a pagar en el caso de que queramos seguir viendo la televisión en nuestras casas. Esa es la situación a la que nos ha llevado a Europa, después de que se haya impuesto el denominado como 'Segundo Dividendo Digital' a través del Ministerio de Industria.

¿Qué implica todo esto? Básicamente, que el Gobierno tiene la intención de cambiar las frecuencias a través de las que se transmite la señal de televisión. El motivo radica en nuestros teléfonos móviles: hace falta espacio para que la señal de 4G, que está generalizándose poco a poco con la renovación de terminales, pueda funcionar con normalidad. Hay peligro de saturación.

Por ello, a partir de ahora, el Gobierno tiene la intención de desplazar esas frecuencias de TDT, lo que implicará que todos los hogares tengan que resintonizar su televisión o, en algunos casos, llamar a un técnico para que cambie la orientación de la antena. Se prevé que esta situación genere un coste de entre 20 y 25 euros por hogar.

La resintonización supondrá un coste de entre 20 y 25 euros por vivienda "La resintonización supondrá un coste de entre 20 y 25 euros por vivienda"

Con esta nueva norma, se intentará otorgar mayor ancho de banda para el 4G y preparar el inicio del denominado como 5G. Por todo ello, no se descarta en un futuro que, cuando dicha tecnología se generalice de nuevo, tengamos que volver a realizar el mismo gesto que ahora. Aunque, para que suceda eso, aún debemos de esperar.

Los edificios que se verán más afectados por este cambio son aquellos que conservan una antena colectiva. Requerirán de un antenista especializado que costará por edificio entre 400 y 600 euros. En un edificio modelo de unos 20 vecinos, el coste saldrá a entre 20 y 25 euros por vivienda. Una cantidad que puede aumentar si las casas se encuentran cerca del mar o montaña.

El cambio no se prevé inmediato, sino que las administraciones se han dado con límite el año 2020, pero supondrá el segundo caso de este tipo después de que en 2012 comenzase el denominado como primer dividendo digital, que terminó en 2015 y que provocó la resintonización de la mayoría de antenas en España.

Los costes de estos cambios de frecuencia aún no se pueden prevér con exactitud por el simple hecho de que, en la primera oleada, muchas viviendas aprovecharon para cambiar los equipos, por lo que el coste fue mayor. Además, muchas de aquellas casas pueden contar ahora con antenas de resintonizador moderno, que hará que el cambio de frecuencia sea automático sin tener la necesidad de contactar con ningún especialista.

Comentarios