Buscar
Usuario

Noticias

Un superviviente de la masacre de Orlando promueve que Jesús puede curar la homosexualidad

Luis Javier Ruiz se recuperó de las secuelas de uno de los atentados más mortíferos de Estados Unidos y ahora apoya las 'terapias de reconversión'.

El 12 de junio de 2016 Estados Unidos vivió una de las mayores matanzas de su historia. Un hombre irrumpió en la discoteca gay Pulse de Orlando y asesinó a 49 personas antes de suicidarse. Se trató del primer atentado reivindicado por el autodenominado Estado Islámico en terrero estadounidense y sirvió para poner en el objetivo a todo el colectivo LGTBI. 

Muchos de los supervivientes se han organizado en diferentes causas por la igualdad o en contra del escaso control de armas que existe en EEUU. Menos uno, que ha hecho todo lo contrario. Uno de los que vivió aquella terrible noche ahora predica que la homosexualidad es una enfermedad y quecon ayuda de Jesús ha podido "curarse". 

Se trata de Luis Javier Ruiz, un chico que fue a celebrar su 33 cumpleaños a la discoteca con una veintena de amigos y fue de los cinco de aquel grupo que logró salir con vida del local. Ruiz contó en un medio católico que cuando logró salir de la discoteca un hombre desconocido le recogió y le dijo que tenían que rezar y él lo hizo. Desde ese momento asegura que acude a la asociación Catholic Charities y que fue aquí donde logró superar el atentado. 

Sectas homófobas

"Yo debía haber sido la víctima 50 . Al ver las imágenes de aquella noche recuerdo mi lucha contra la perversión, mis excesos con el alcohol para ahogar mis sentimientos y el sexo promiscuo que me condujo al VIH. ¡Mis luchas eran reales! El enemigo tomó el control, y ahora Dios me ha sacado de ahí y me ha ofrecido a Cristo". Así se definía hace unos días en el perfil de Facebook del movimiento Freedom March, un movimiento promovido por la secta Voice of the Voiceless, en donde supuestamente exmiembros del colectivo LGTBI proclaman que Jesús les ha "liberado". 

Esta asociación es una de las muchas organizaciones homófobas que existen y que aseguran que con terapia de reconversión pueden cambiar la orientación sexual de las personas. Así, por arte de magia. Porque claramente elegimos de quien nos podemos enamorar, según estos. En nuestro país también existen estas terapias e incluso hay coaches como Elena Lorenzo, quien llegó a abrirse un perfil en Gayromeo para preguntar a homosexuales si estaban cansados de serlo. De risa todo, pero sigue exitiendo tal nivel de personas retrógradas. ¡Qué pena!

Artículos recomendados

Comentarios