Buscar
Usuario

Vida

Stefan Mandel, el matemático que inventó una fórmula con la que ha ganado 14 veces la lotería

Stefan Mandel ha salido victorioso en las loterías de Rumanía, Australia y Estados Unidos utilizando un método inventado por él mismo.

Stefan Mandel, el matemático que inventó una fórmula con la que ha ganado 14 veces la lotería Stefan Mandel, el matemático que inventó una fórmula con la que ha ganado 14 veces la lotería

Ganar la lotería no es nada fácil. La probabilidad de conseguirlo se sitúa en una entre un millón. Pero Stefan Mandel, un economista de Rumanía, puede decir que ha saltado esta dificultad: ha ganado 14 veces.

Mandel creció en la Rumanía del régimen de Ceacescu. Y era asiduo a la lotería aprobada por el Gobierno. Fue a finales de 1950 cuando Mandel, que trabajaba como economista para el consorcio minero rumano, tuvo la idea de vencer las probabilidades de ganar en este sorteo.

Mandel quería encontrar una forma segura de acceder a los premios. Por ello, hizo una lluvia de ideas durante mucho tiempo hasta que descubrió la fórmula matemática perfecta que podía predecir cinco de los seis números ganadores. En opinión de Mandel, ganar la lotería era un billete perfecto para abandonar su país.

Cuatro años después de idear su fórmula de éxito, Mandel se reunió con tres de sus amigos y finalmente puso a prueba su descubrimiento. En ese momento, solo aspiraba a ganar el segundo premio, lo que requería acertar solo cinco números. Sin embargo, para su sorpresa, ganó el premio gordo. Equivalía, nada menos, que a 18 años de su salario.

Con suficiente dinero en el bolsillo, Mandel ya podía salir de la Rumanía de Ceacescu. Pensó en irse a Israel, ya que era judío. Y tuvo que sobornar a los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores para salir de la frontera, ya que era imposible por las normas del régimen.

Durante un tiempo vivió en Israel. Pero después se volvió a mudar. Él y su familia se fueron a Australia, momento en el que Mandel ideó su plan más grande y ambicioso hasta la fecha, aquel que iba a cambiar su vida por completo.

El algoritmo

En la década de 1980, Australia tenía una economía saneada y no era caro vivir en ella. Por tanto, no fue una sorpresa que se establecieran allí y obtuvieran la ciudadanía. Con su condición de ciudadano australiano, Mandel podía hacer negocios en los países de la Commonwealth británica.

Gracias a ello, por ejemplo, pudo acceder al sistema de lotería del Reino Unido, así como al de Australia. Poco después de obtener la ciudadanía, Stefan Mandel empezó a sentar las bases de lo que eventualmente sería un negocio.

Comenzó con una nueva fórmula que encajaría bien con el sistema de lotería del Reino Unido. Se trataba de una estrategia menos complicada. No intentó predecir la combinación ganadora, más bien ideó una forma de adquirir tantos boletos como fuera posible. Luego, comenzó a buscar personas que participaran en su plan.

Finalmente, tuvo a multitud de personas comprando y enviando boletos en todo el país para él. Su operación estaba tan organizada, que incluso tenía recibos de boletos almacenados religiosamente para llevar un control.

Cuando se confirmaba la victoria en uno de los boletos, su equipo tomaba el recibo y lo enviaba para reclamar las ganancias. Tan pronto como recibían el premio, distribuía parte a los inversores y su ejército de compradores.

Mandel ganó la lotería un total de 12 veces mientras vivía en Australia. Su última victoria, la decimocuarta, llegó en Estados Unidos. Y no hubo otros ganadores, por lo que él y su equipo se quedaron con todo el premio.

Consiguió el premio mayor de 27 millones de dólares, más docenas de premios del segundo y tercero. Con ello, recaudaron más de 30 millones de dólares. Pero, tras descubrir su método, el sistema de loterías norteamericano cambió las normas, limitando el número de participaciones que podía adquirir cada jugador.

En el año 2004, fue condenado a 10 meses de cárcel en Estados Unidos y a pagar una multa de casi 30.000 dólares. Se cree que ahora vive en Vanuatu, un archipiélago de origen volcánico situado en el Océano Pacífico, a unos 1.750 kilómetros de Australia.

Artículos recomendados

Comentarios