Soraya huye a toda prisa de un restaurante tras ser 'cazada' con un conocido dirigente popular

Soraya huye a toda prisa de un restaurante tras ser 'cazada' con un conocido dirigente popular

La exvicepresidenta del Gobierno se había citado con Martinez Maíllo, que actuó como secretario general 'de facto' con Cospedal como ministra.

¿Qué tramaba Soraya Sáenz de Santamaría? La exvicepresidenta del Gobierno ha sido 'cazada' mientras compartía almuerzo con el excoordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, en un restaurante situado en las inmediaciones de la sede del partido, en la calle Génova, 13 de Madrid.

La cita se produjo de manera reservada, en 'El Mentidero de la Villa', un local conocido por su discrección y un ambiente selecto. Ambos entraron por separado a las dos de la tarde y eligieron una mesa apartada del resto de comensales, según relata OKDiario.

Sin embargo, no hubo suerte. Muchos de los presentes se percataron de su presencia e incluso comenzaron a realizar alguna que otra foto. La comida, que se preveía larga, se interrumpió y ambos salieron aceleradamnente del local.

Martínez Maíllo, 'sorayo' destacado, tuvo un papel muy importante durante la última etapa de Mariano Rajoy. Él era la persona que ejercía el papel como secretario general de facto, mientras María Dolores de Cospedal ocupaba su puesto como ministra de Defensa. A él también se le achacan algunas decisiones sobre la organización del partido y se le sitúa como un peón en la batalla para apartar a Cospedal del poder en el PP.

"Si vuelvo a primera línea, ¿cómo lo tratarás?"

Esta reunión no es una anécdota en la agenda de Soraya. Es de sobra conocido que la persona que fue mano derecha de Rajoy ha planteado en diversas ocasiones dar la batalla ante el descalabro electoral de Pablo Casado, aunque el refuerzo que ha experimentado durante las últimas elecciones municipales y autonómicas han dado al traste con sus planes.

La más polémica se produjo en un encuentro con el expresidente del Grupo PRISA y aliado de Soraya, Juan Luis Cebrián, aunque aquella reunión fue de todo menos discreta. Ambos decidieron sentarse en mitad de un restaurante, se dejaron fotografiar y los presentes pudieron escuchar las siguientes palabras por parte de Soraya: "Si vuelvo a primera línea, ¿cómo lo tratarás?". Toda una declaración de intenciones.

Nadie sabe qué se esconde tras el encuentro interrumpido entre Soraya y Maíllo, pero lo cierto es que la situación se ha vuelto más complicada desde el 26-M. El hecho de mantener la Comunidad de Madrid y recuperar el Ayuntamiento ha dado fuerza a Casado y le ha impuesto frente a los barones, hasta el punto de que vuelve a sonar con fuerza la posibilidad de Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz en el Congreso.

Comentarios