Buscar
Usuario

Vida

La viceministra de la Mujer de Malasia pide "golpear suavemente" a las "esposas tercas" para "mostrar cuánto las quieren"

Siti Zailah Mohd Yusoff ha recibido críticas por promocionar la violencia de género desde un cargo planteado para igualdad de la mujer.

La viceministra de la Mujer de Malasia pide "golpear suavemente" a las "esposas tercas" para "mostrar cuánto las quieren"

"Si la esposa aún se niega a seguir el consejo o a cambiar su comportamiento después de dormir separados, entonces los esposos pueden probar el enfoque del contacto físico, golpeándola suavemente, para mostrare firmeza y cuánto quiere que ella cambie". Estas son las peligrosas declaraciones de la viceministra de Desarrollo de la Mujer, la Familia y la Comunidad de Malasia, Siti Zailah Mohd Yusoff.

Sus declaraciones han generado un aluvión de críticas en las redes sociales y entre las mujeres de su país, que no comprenden que una autoridad pública de este calibre, que debe velar por la seguridad y salud de las mujeres, se dedique a promocionar la violencia contra ellas.

Siti Zailah lanzó toda una serie de 'consejos' para los matrimonios, entre los que se encuentran dormir separados durante tres días, rezar y utilizar la violencia física contra lo que denomina como esposas "indisciplinadas y tercas". Sus palabras llegaron en un vídeo titulado 'Consejos de una madre', en el que animaba a los hombres a "probar el enfoque del contacto físico, golpeándola suavemente, para mostrar su rigor y cuánto la quiere".

La viceministra pertenece al Partí Islam Se-Malaysia, una formación conservadora de corte islámico. En sus declaraciones, también indicó cómo se debían comportar las mujeres para 'hacer a sus maridos felices': "Hablen con sus esposos cuando estén tranquilos, cuando hayan terminado de comer, hayan rezado y estén relajados. Cuando queramos hablar, primero pida permiso".

Piden su dimisión inmediata

Los grupos de derechos humanos y defensa de la mujer han criticado duramente las declaraciones de la viceministra, al considerar que legitima la violencia de género desde un cargo que, además, debería promocionar los derechos de las mujeres.

El Grupo de Acción Conjunta para la Igualdad de Género (JAG) ha pedido, además, abiertamente su dimisión por "normalizar la violencia doméstica, que es un delito en Malasia, así como perpetuar ideas y comportamientos que se oponen a la igualdad de género".

La líder mundial en igualdad legal de Equality Now, Antonia Kirkland, perteneciente a una ONG que defiende los derechos de mujeres y niñas, explicó al diario británico The Independent que "los gobiernos nunca deben promover o alentar la violencia contra las mujeres, ya sea explícitamente en la ley, como todavía existe en algunos países o en declaraciones públicas".

A juicio de Kirkland, es realmente preocupante que las comentarios hayan sido pronunciados, precisamente, por un alto cargo político que en teoría está enfocado directamente en el desarrollo de las mujeres, la familia y la comunidad.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar