Buscar
Usuario

Noticias

Una secta exorcista asesina a seis niños y una embarazada con terribles torturas

La secta "La Nueva Luz De Dios" ha matado en Panamá a al menos siete personas, mientras que la Policía ha rescatado a otras 15, en pánico y heridas.

Una secta exorcista asesina a seis niños y una embarazada con terribles torturas

El pasado 16 de enero, las autoridades de Panamá informaron sobre una gran atrocidad: una mujer embarazada, sus cinco hijos (de entre uno y once años) y una joven de diecisiete fueron asesinados y enterrados en una fosa por miembros de una secta religiosa.

Según medios locales, los cadáveres fueron encontrados en una fosa de Ngäbe Buglé, lugar en el que además se rescató a otras quince personas, heridas y golpeadas por los miembros de la misma secta exorcista.

Además, diez miembros de "La Nueva Luz de Dios", que era como se llamaban, fueron detenidos gracias a fuerzas especiales de la Policía Nacional, que les trasladó hasta Santiago de Veraguas. Asimismo, la Fiscalía adelantó que "todos los presuntos autores del hecho han sido aprehendidos y serán llevados ante el Tribunal de Garantías en Bocas del Toro".

EL fiscal superior de Bocas del Toro, Rafael Baloyes, adelantó que los cadáveres presentaban claros signos de tortura, y que además entre los detenidos está el abuelo de los cinco niños asesinados.

Supuestamente, la mujer y sus hijos habrían sido llevados a aquella "iglesia" para celebrar el culto y allí los masacraron. No solo eso, también fue asesinada otra vecina, menor de edad. Los rituales de aquella secta se habrían vuelto violentos el pasado sábado, 11 de enero, cuando uno de los pastores declaró haber recibido un mensaje divino. En la "iglesia" encontraron un chivo muerto, machetes y otras herramientas extrañas, que dan a entender que se estaba llevando a cabo un rito.

La palabra de Dios

A las víctimas les habían prometido que al entrar en aquella "iglesia" escucharían la palabra de Dios, aunque realmente se encontraron en un rito en el que debían arrepentirse de sus pecados si no querían morir: "Los ahorcaban, les decían 'quítate el demonio que llevas dentro", explicaba uno de los testigos.

La iglesia en que realizaron las torturas "La iglesia en que realizaron las torturas"

En aquel exorcismo sacrificaron una cabra mientras ataron y torturaron con cuchillos, machetes y quemaduras a aquellas víctimas indígenas. Tres de ellos lograron escapar y alertar a la policía, que acudió al rescate. Los siete muertos fueron encontrados en una fosa, mientras que aquellos quince que habían podido rescatar habían sido atados y golpeados con garrotes y biblias de madera.

El líder de aquella secta atroz sería el padre de la mujer embarazada, es decir, el abuelo de los cinco niños. Por el momento se investiga a su vez si hubo agresión sexual, ya que la mujer fue enterrada desnuda.

Al encontrarlos tuvieron que utilizar helicópteros para transportar a los heridos a diferentes hospitales, a causa del área tan remota en la que se encontraban. A los cuerpos de las víctimas se les realizaron necropsias, pero ya mostraban "cierto grado de putrefacción", ya que cuando los encontraron habían pasado dos días desde la ejecución.

Sin embargo, el fiscal mantiene que no hay evidencias de que haya otra fosa ni informes de que haya otras personas en la comarca que pertenezcan a esta secta. Por el momento se responsabiliza a los pastores de la secta de haber causado quemaduras a tres personas durante un presunto exorcismo, y piensan imputarles delitos por homicidio, privación de la libertad y quizá abuso sexual.

Artículos recomendados

Comentarios