Buscar
Usuario

Economía

El Tribunal Supremo sentencia que los riders son falsos autónomos

El Pleno de la Sala Cuarta ha declarado que la relación existente entre un repartidor y la empresa Glovo tiene naturaleza laboral.

El Tribunal Supremo sentencia que los riders son falsos autónomos

El Pleno de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo ha sentenciado que efectivamente existe una relación laboral entre la empresa Glovo y sus repartidores, más conocidos como riders, y que, por lo tanto, la empresa no es una mera intermediaria entre los comercios y los repartidores.

Esta sentencia establece que los trabajadores de este tipo de plataformas de reparto a domicilio, que son contratados como supuestos autónomos, son en realidad falsos autónomos, por lo que deberían contar con un contrato y un salario mínimo.

Estas empresas han obligado a sus empleados a convertirse en autónomos para ahorrar costes de Seguridad Social y/o posibles indemnizaciones, lo que empeora sus condiciones laborales. Se tata, pues, de un fraude de la ley en la contratación qu algunas empresas como Glovo aprovechan.

Según destaca el fallo, Glovo es una empresa que presta servicios de recadería y mensajería fijando las condiciones esenciales para la prestación de dicho servicio, al tiempo que es titular de los activos esenciales para la realización de la actividad. Para ello, explica el alto tribunal, se sirve de repartidores que no disponen de una organización empresarial propia y autónoma, los cuales prestan su servicio insertados en la organización de trabajo del empleador.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ya determinó en una sentencia que la empresa Glovo es una plataforma de reparto y no de comercio, por lo que "el sistema de prestación del servicio no se acomoda al ámbito funcional del convenio colectivo que la empresa demandada pretende aplicar".

Esclavos del siglo XXI

Esta sentencia supone un importante paso al frente en la lucha por los derechos de los riders. Los sindicatos llevan tiempo reclamando que se acabe con la "explotación" que sufren. La UGT, en concreto, ha pedido al Gobierno que haga cumplir la legislación existente y ha anunciado la intención de plantear una inminente propuesta de legislación sobre este tipo de trabajadores.

"Son los nuevos esclavistas", ha denunciado el secretario de Política Sindical de la UGT, Gonzalo Pino. Piden al Gobierno que hagan cumplir la legislación y que ataje la precariedad que sufren los riders. Una de las propuestas del sindicato es el reconocimiento de la relación laboral de los repartidores "porque lo establecen numerosas sentencias y porque acabaría con el abuso laboral y la mercantilización del trabajo".

Artículos recomendados

Comentarios