Buscar
Usuario

Noticias

Las redes estallan con las 'mascarillas-servilleta' que reparte Miguel Ángel Revilla

Las mascarillas tapan todo el rostro y están fabricadas con doble capa de celulosa: las redes se han llenado de todo tipo de comentarios.

Las redes estallan con las 'mascarillas-servilleta' que reparte Miguel Ángel Revilla

Ya lo advirtieron la OMS y las autoridades chinas: el uso generalizado de mascarillas era fundamental para garantizar el control real de la pandemia del coronavirus. Sin embargo, la medida que ha adoptado el Gobierno de Cantabria ha sido, como poco... particular.

¿El motivo? El Gobierno de Miguel Ángel Revilla se está dedicando a repartir unas mascarillas que, entre otras cosas, tapan toda la cara. Sí, sirven para controlar el coronavirus, pero también para llevarse una buena brecha de recuerdo si uno no anda con cuidado mientras las lleva. Y ya no nos imaginemos al que le toque trabajar de 'rider' con la bicicleta o con la moto con esa mascarilla puesta... porque al final el remedio puede ser peor que la enfermedad. Por cierto, ha comprado 1.200.000 unidades por 150.000 euros

El tamaño de la mascarilla no ha sido lo único que ha generado polémica. También su composición. Se trata de una doble capa de celulosa, ecológica, biodegradable, procedentes de superficies con gestión forestal certificada y dermatológicamente testado. Pues bien, cuando a llegado a las manos de los cántabros, muchos no han dudado en mostrar el producto real: tienen más parecido a las servilletas que reparten gratis en el bar junto a una caña que a un verdadero producto sanitario. Al menos, tiene una ventaja: ayuda a superar la nostalgia que muchos le han cogido a aquello de apoyarse sobre una barra.

El propio Revilla no ve problema en su gran creación. De hecho, ha aparecido en varios medios promocionando su producto estrella, aunque visto el material muchos pueden empezar a dudarlo. En 'La Sexta Noche', por ejemplo, no dudó en utilizar su campechanía para publicitar las mascarillas como si fueran las mismísimas anchoas de Cantabria:

Revilla, con una mascarilla puesta o limpiándose tras disfrutar de un buen plato de anchoas de Cantabria "Revilla, con una mascarilla puesta o limpiándose tras disfrutar de un buen plato de anchoas de Cantabria"

De hecho, ha celebrado el cumpleaños de su propia hija con toda la familia portando las mascarillas. ¿Cómo se habrán tomado la tarta? Un auténtico misterio...

Las redes sociales, como no podía ser de otra manera, se han llenado de todo tipo de comentarios sobre las particulares mascarillas cántabras:

"Una solución temporal"

Entre el humor que ha estallado en las redes, tampoco ha faltado tiempo para que el típico aguafiestas hater sensato haya puesto en duda la capacidad de la doble capa de celulosa a la hora de filtrar el coronavirus y evitar realmente su propagación.

Porque no, las mascarillas de papel, además de molestas, no tienen la misma eficacia que un material sanitario. El Gobierno de Cantabria asegura que se trata de una solución temporal y que ha optado por estas particulares mascarillas para paliar el desabastecimiento que existe actualmente.

Sin embargo surge la duda: ¿Este material, con menos capacidad de prevención, puede contribuir a la relajación y mayor contagiosidad del virus? ¿Es mejor contar con una mascarilla de mala calidad que con nada? ¿Habrá un repunte en la demanda de los ambulatorios por la gente que se chocará contra las farolas mientras va a la calle con una servilleta en la cara? Muchas dudas para una sola mascarilla...

Artículos recomendados

Comentarios