Rahim, de 13 años: el último niño decapitado públicamente por el Daesh en Afganistán

Rahim, de 13 años: el último niño decapitado públicamente por el Daesh en Afganistán

La decapitación pública del menor se realizó después de haber sido acusado de tener un familiar en la Policía afgana.

Rahim fue secuestrado hace un mes, cerca de su aldea de Afganistán, por el grupo terrorista DaeshDespués de haber sido humillado en público, los yihadistas decidieron ejecutar al menor de 13 años. Una vez más, quedó demostrada la implacable e inhumana justicia del grupo terrorista del Estado Islámico de Khorasan (ISK).

El pequeño de 13 años fue víctima de una práctica muy extendida en las provincias con una alta presencia insurgente como Jawzan. En estas zonas, la escasa presencia de tropas oficiales, permite que algunas familias vinculadas al gobierno financien grupos afines a sus intereses. En Jawzan, el ISK también combate con los talibán.

Rahim fue secuestrado, humillado y decapitado "Rahim fue secuestrado, humillado y decapitado"

Esto significa que si un familiar tuyo es policía, o está en el ejército, si es un combatiente talibán, o ha pasado a engrosar las filas, que alzan la bandera negra del Califato, tú y el resto de tu familia estáis afiliados a ese sector, sois cómplices contratantes de una guerra que ya dura diecisiete años. Por consiguiente, en el conflicto fronterizo y entre aldeas que tiene lugar en Jawzan, los civiles, y especialmente los menores, se convierten en moneda de cambio. El secuestro es la medida elegida para ejercer presión y chantaje. Pero también una medida de castigo.

Y la historia de Rahim es una de las muchas que suceden por esta razón. El pequeño afgano ha sido decapitado después de ser acusado de "ser familiar de un miembro de la Policía Local", ha añadido Mohammed Reza, refiriéndose a la Policía Local Afgana, formada por combatientes irregulares, milicianos, que apoyan al Gobierno del presidente afgano, Ashraf Ghani, y cuya fuerza para combatir a los insurgentes siempre está supeditada al apoyo popular.

A pesar de que la práctica que sufrió el joven suele ser popular en la región, algunas hipótesis, en cambio, aseguran que fue una reacción por parte de los yihadistas como respuesta a la muerte de uno de sus comandantes, Qari Hekmatullah, quien fue abatido durante durante un ataque aéreo del ejército afgano. El jefe talibán se había convertido en la cabeza visible del grupo desde abril de 2017.

Humillación pública

Los terroristas del Daesh sometieron al menor a todo tipo de humillaciones antes de su ejecución "Los terroristas del Daesh sometieron al menor a todo tipo de humillaciones antes de su ejecución"

La ejecución de Rahim fue realiza en público este pasado lunes en la aldea de Kotal-i-Austi. Antes de morir, Rahim tuvo que sufrir una última humillación sometiéndolo a un escarmiento público y juicio sumarísimo al que asistieron los civiles de la zona, cuya fidelidad, en dichas circunstancias, es medida por el grupo terrorista a través de la asistencia.

Otro de los testimonios sobre el caso de Rahim fue el Coronel Abdul Hafiz Khashi, quien aseguró que el familiar involucrado del menor es el cuñado y que el cargo por el cual fue juzgado fue el de "suministrar bienes no comestibles a los agentes". Además, el Coronel Abdul ha hecho hincapié en que "este es el peor crimen cometido por el Daesh en la provincia". 

Por su parte, el jefe provincial de la Comisión Independiente por los Derechos Humanos en Afganistán, Maghfirat Samimi, ha condenado el crimen mientras el mulá Maulvi Hamidullah, uno de los clérigos más importantes de Sibirgan, la capital de Jawzan, ha argumentado que "no existe justificación para el asesinato, especialmente de niños. Matar a un inocente es matar a la humanidad entera", ha concluido.

Comentarios