Buscar
Usuario

Economía

Poner la lavadora por la noche para 'ahorrar' puede salir muy caro: multas de hasta 6.000 euros

La subida de la luz lleva a muchos ciudadanos a plantearse la lavadora por la noche, pero... ¿es esto realmente factible?.

Poner la lavadora por la noche para 'ahorrar' puede salir muy caro: multas de hasta 6.000 euros Poner la lavadora por la noche para 'ahorrar' puede salir muy caro: multas de hasta 6.000 euros

Foto: Envato

Los cambios en la factura de la luz han animado a los ciudadanos a optar por la noche como la mejor alternativa por realizar algunas de sus obligaciones domésticas si, al menos, quieren ahorrar un dinero en su factura al final de mes.

Sin embargo, poner una lavadora de noche puede suponer un problema, a parte de las molestias generadas para los ciudadanos. De hecho, algunas localidades como Cuenca, Barcelona, Zaragoza, Valencia o Castellón cuentan incluso con ordenanzas municipales que impiden explícitamente encender electrodomésticos ruidosos durante la noche, entre las 23:00 y las 08:00 horas, precisamente cuando se produce el ahorro.

Y en aquellos lugares en los que no se prohíbe expresamente el encendido de los electrodomésticos, también hay que tener en cuenta otro factor: durante la noche no debería superarse un ruido de 45 decibelios. El problema: la lavadora genera un ruido de 50 decibelios mientras lava, algo que se eleva hasta los 70 decibelios durante el centrifugado.

Multas de hasta 6.000 euros

El ruido que genera la lavadora puede acarrear problemas "El ruido que genera la lavadora puede acarrear problemas"

Las sanciones por estos hechos dependerán del lugar en el que cometamos la infracción, pero pueden llegar a suponer un grave perjuicio para los afectados, sobre todo, cuando se trataba de ahorrar unos euros en la factura de la luz.

La peor situación puede darse en valencia. Allí, por reincidencia, se contemplan hasta 6.000 euros de multa. El texto de la norma es claro: "Queda prohibida la realización de trabajos, reparaciones y otras actividades domésticas suspectibles de producir molestias por ruidos y vibraciones en horario nocturno de domingo a jueves de 22:00 a 08:00 horas y en viernes, sábado y vísperas de festivos, de 22:00 a 09:30 horas del día siguiente salvo las estrictamente necesarias por razones de urgencia".

Es una de las normativas más severas de España. Generalmente, el pago más alto en este tipo de sanciones se fija en 3.000 euros, el precio que estipulan Ayuntamientos como el de Barcelona o Madrid. Nuevamente, en los precios se fijará la intensidad del ruido, la molestia que genera en los vecinos y se atenderá a cada legislación municipal, que estipula los casos y sanciones correspondientes.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados