Buscar
Usuario

Noticias

"Profe, ¿es un simulacro?": Así protegió de un tiroteo a toda una clase a base de juegos

En una clase de 35 alumnos en México, la docente fingió ser un simulacro más.

La educación en la escuela a los más pequeños no siempre debe ceñirse al libro de texto y las asignaturas comunes. En muchas ocasiones, aspectos como la seguridad vial, la educación sexual o las reacciones ante fuegos y terremotos terminan por ser parcelas mucho más importantes que las matemáticas o la historia. Algo así ha ocurrido en una escuela de Ciudad Obregón, en México.

La zona, acostumbrada por desgracia a tiroteos de manera frecuente, ha terminado por llevar a las escuelas educación para evitar daños en las aulas cuando bandas opuestas se enfrentan a tiros en la calle. Realizando simulacros prácticamente a diario, ayer los 35 niños de una de las aulas del Colegio de Occidente sufrieron un tiroteo real, aunque sería la pericia de su profesora lo que evitaría cualquier tipo de daño a los pequeños.

"¿Es un simulacro, maestra?"

Los pequeños  nunca supieron que era un tiroteo real "Los pequeños  nunca supieron que era un tiroteo real"

Rocío Moreno, profesora del centro, es la protagonista de la historia. Incluso madre de dos niños que en ese momento estudiaban en la escuela también, solo con el sonido del primer disparo del tiroteo, la docente decidió convencer a los chavales de que todo era un simulacro más y que lo tomaran como un juego.

Ante la primera pregunta de los alumnos sobre si estaban dentro de un simulacro, Moreno no dudó en afirmar que sí, al mismo tiempo que animarles a cantar a grito pelado, todo para no oír los disparos. La reyerta de la calle, presuntamente protagonizada por miembros de los cárteles de Sinaloa y Jalisco, se quedó en nada dentro del centro gracias a la decisión de la profesora, que incluso tuvo tiempo para grabar un vídeo para tranquilizar a los padres de los pequeños.

Hacer del peligro un juego

La decisión de la profesora no ha tardado en tener eco y relevancia mediática. En una zona, el municipio de Cajeme, que cuenta ya 13 víctimas por enfrentamientos entre bandas en lo que llevamos de 2018 según el diario mexicano La Silla Rota, la maestra consiguió convertir un tiroteo un juego para proteger a los menores que tienen que convivir con la violencia de las mafias locales.

Unido a esto, que ha recibido reconocimiento de las autoridades de la zona, el vídeo no tardó nada en hacerse viral, quedando como referencia de como actuar ante una situación crítica de esta magnitud. 

En declaraciones con posterioridad al suceso, la profesora reconocía que su decisión era "una de las cosas que ven en las capacitaciones de los maestros", al mismo tiempo que fue sencillo, ya que debido a la gran cantidad de tiroteos que hay en la ciudad los pequeños "solo gritando cuerpo a tierra inmeditamente reaccionaron". Hay ocasiones donde un profesor es más que un docente, sin duda alguna. 

Artículos recomendados

Comentarios