Buscar
Usuario

Vida

Inventan unos preservativos que cambian de color si detectan alguna enfermedad o infección

Los creadores son unos adolescentes premiados en 2016 con el Teen Tech Awards (Premios tecnológicos para adolescentes).

Cuando hablamos de preservativos y de sexo seguro no es solo porque estos previenen el embarazo, que también. Aunque a muchos y muchas se les olvida, es porque su uso ayuda a prevenir el contagio de enfermedades e infecciones de transmisión sexual. 

La educación sexual sigue siendo insuficiente en los colegios e institutos y en el día a día de los más jóvenes. El sexo seguro es más placentero y, sobre todo, más saludable. Y para ayudarnos en nuestras relaciones íntimas, unos adolescentes han diseñado unos profilácticos que cambian de color cuando entran en contacto con infecciones. Los jóvenes habían sido premiados en el año 2016 con el Teen Tech Awards (Premios tecnológicos para adolescentes) por su proyecto 'S.T.EYE'. Desde entonces varias empresas mostraron interés en hacer dicho producto.

¿Cuál es su composición?

Sexo seguro, la mejor opción "Sexo seguro, la mejor opción"

Su composición es sencilla: al látex del condón se le añade unas moléculas capaces de identificar ciertas infecciones y alterar el color. Por ejemplo, se pondría  de color verde si detecta clamidia, de color amarillo en caso de detectar herpes, azul si se encuentra sífilis y morado si es gonorrea.

"La coloración ayudaría a que las personas se sientan más seguras a la hora de mantener relaciones sexuales y, además, podría ser un indicador temprano de esas ETS que pueden transmitirse incluso usando preservativo, para que la persona acuda al médico y la trate, protegiendo su salud y la de su pareja sexual", señalan desde La Bioguía.

El número de ETS ha crecido en España

En los últimos años, las cifras de las infecciones de transmisión sexual han aumentado en España. Los expertos lo asocian a las nuevas conductas de riesgo, destacando el uso de las aplicaciones de citas o la mezcla de fiestas, drogas y sexo. El número de casos por VIH sí ha descendido. No obstante, la gonorrea, la sífilis y la clamidia siguen aumentando. 

Artículos recomendados

Comentarios