Buscar
Usuario

Noticias

'El Prenda' reconoce la violación de 'La Manada' en Pamplona y pide perdón a la víctima

Pide al tribunal que su "perdón" conste en su "ejecutoria y expediente penitenciario" para así beneficiarse de permisos penitenciarios.

'El Prenda' reconoce la violación de 'La Manada' en Pamplona y pide perdón a la víctima 'El Prenda' reconoce la violación de 'La Manada' en Pamplona y pide perdón a la víctima

Foto: GTres

Más de cinco años han tenido que pasar para que uno de ellos reconociera el delito y pidiera perdón a su víctima. Más de cinco años desde que se produjo la violación a una joven de 18 años en Pamplona, durante los Sanfermines, por parte de un grupo de cinco hombres conocidos como 'La Manada'.

José Ángel Prenda, uno de los integrantes del grupo, ha reconocido a través de una carta manuscrita que violó a la joven el 7 de julio de 2016. La misiva la envió a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra el pasado 22 de junio, pero no ha sido hasta cuando se ha dado a conocer a través de Caso Abierto.

Por primera vez, 'El Prenda', como es apodado, ha pedido perdón a su víctima. "Por medio del presente escrito quiero manifestar a título personal (...) mi total arrepentimiento por el delito por el cual cumplo esta condena y mi solicitud personal de perdón a la víctima por los daños causados, los cuales lamento profundamente, y así mismo a sus familiares directos", escribe desde el módulo de respeto número 11 del Centro Penitenciario Puerto III (Cádiz), donde cumple quince años de condena.

Permisos penitenciarios

La carta de arrepentimiento incluye una petición a instituciones penitenciarias: "Que por favor, conste en mi ejecutoria y expediente penitenciario esta solicitud (de perdón) por escrito y se me dé copia de la misma".

Y es que los condenados por la violación de Pamplona han cumplido una cuarta parte de la condena, por lo que podrían pedir permisos penitenciarios, como salidas temporales. Para la aplicación de estas medidas, la dirección de la prisión y el juez de vigilancia penitenciaria suelen tener en cuenta, además del tiempo de condena, el comportamiento del preso y otras circunstancias como si ha reconocido su delito, ha pedido perdón a sus víctimas y ha restituido el daño causado.

Con este gesto, José Ángel Prenda, el primer de 'La Manada' en reconocer la violación y pedir perdón a su víctima, da un paso para beneficiarse de permisos penitenciaros y conseguir dichas saludas,

Cinco años culpando a la víctima

Cabe recordar que durante todo este tiempo, los condenados han mantenido la versión de que la víctima se lo inventó todo. 'El Prenda', junto a sus cuatro amigos sevillanos, el ex guardia civil Antonio Manuel Guerrero Escudero, el exmilitar Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza y Jesús Escudero, violaron, grabaron y abandonaron a la joven en el portal donde sucedieron los hechos, robándole además el móvil para que no pudiera pedir ayuda.

Tras aquello, 'El Prenda' escribió desde su móvil en el grupo de WhatsApp llamado 'Manada' que compartía con otros 11 amigos: ?"Follándonos a una entre 5, puta pasada de viaje".

Tres meses después de los hechos, José Ángel Prenda escribió una carta desde la cárcel donde cumplía arresto preventivo en la que tachaba de mentirosa a la víctima, afirmaba su inocencia y aseguraba que la joven se lo había inventado todo, causando un daño enorme a su familia y a la de otros cuatro acusados. "Son cinco familia destrozadas por una mentira que estoy seguro que en su día diría para salir del paso", aseguró entonces en una carta que distribuyó a los medios de comunicación.

Durante todos estos años, tanto los cinco condenados como su abogado mantuvieron la tesis de que los actos fueron consentidos y que la víctima se había inventado la violación. La defensa se basó, precisamente, en denigrar el relato de la joven y revictimizarla.

Incluso una primera sentencia de la Audiencia de Navarra solo reconoció abuso sexual y no violación. Uno de los magistrados, Ricardo Gómez, llegó a pedir la absolución porque según él los hechos se dieron en un "ambiente de jolgorio y regocijo".

La indignación, entonces, inundó las calles de España, intensificando cuando los cinco miembros de 'La Manada' salieron en libertad a la espera de que su sentencia condenatoria fuera firme. Fue en junio de 2019 cuando el Tribunal Supremo reconocía un delito de agresión sexual y la existencia de intimidación y uso de la fuerza y elevó las condenas a quince años para cada uno de los acusados.

Artículos recomendados

Comentarios