Buscar
Usuario

Política

El PP borra este contenido comprometedor para que el 'fuego amigo' no acabe con más compañeros

El espionaje entre sectores del PP amenaza con la caída de todos los candidatos a las municipales y autonómicas de 2019.

La guerra entre el sector aguirrista y los 'cifuentistas' ha abierto toda una crisis que se ha materializado en el hundimiento de la federación más importante del Partido Popular. Las cabezas de cartel en el Ayuntamiento (Esperanza Aguirre) y la Comunidad (la regeneradora Cristina Cifuentes), no han sido, siquiera, capaces de agotar la legislatura.

En mitad de esta batalla propia de 'Juego de Tronos', fuentes del entorno que ha filtrado el vídeo de Cristina Cifuentes ya han anunciado la publicación de más material durante las próximas semanas.

Entre estos vídeos, se incluiría la propia grabación de Cifuentes ante el lineal del hipermercado, introduciendo "por error" los dos botes de 40 euros en el interior de su bolso. Y, con ello, la acción del Guardia de Seguridad que, amablemente, le pidió que entrara en el interior del cuarto en el que fue retenida hasta la llegada de la Policía. No olviden, además, algunas noticias que señalan una acción de vudú contra las figuras de Aguirre y González.

La especulación de que la ya expresidenta regional padece cleptomanía y que ha estado en tratamiento por ello, ha circulado como la pólvora durante los últimos días. Por ello, se especula con la posibilidad de que aparezcan más vídeos en los que aparece sustrayendo artículos, repetimos, "por error" en otros establecimientos.

En el dossier preparado sobre Cifuentes, también aparecen insistentemente todo tipo de detalles sobre su paso por el colegio mayor Antonio Caro entre 1995 y 1999. La también exdelegada del Gobierno tuvo que dimitir del puesto de directora después de que varias compañeras la señalasen directamente como autora de la desparición de varios objetos de valor como pulseras o perfumes.

Pero, además, la aparición de los estudios universitarios con 'ventajas' del anterior candidato virtual para suceder a Cifuentes, Pablo Casado, hace pensar que un sector del PP intentará derribar a cualquier posible sucesor para batallar con la actual dirección de Génova.

El PP continuará investigando el pasado de los posibles candidatos para evitar la aparición de puntos negros durante las próximas elecciones. En esta posibilidad aparece como intermediario un alcalde popular del Este de la región.

Dossieres sobre más políticos y guerra contra Rajoy

Aguirre, Granados y González ya conocían el vídeo de Cifuentes en Eroski "Aguirre, Granados y González ya conocían el vídeo de Cifuentes en Eroski"

La caída de Cifuentes no ha impedido que el espionaje amparado los eternos enemigos aguirristas, Ignacio González y Francisco Granados, amenace con la caída de otros posibles candidatos a las elecciones de 2019.

González y Granados cuentan con serias discrepancias con la actual dirección de Génova. El primero, porque fue descartado como candidato a la Comunidad en 2015 a pesar de su voluntad en permanecer en el cargo. El segundo, por el destierro al que ha sido sometido durante los últimos años.

Ambos candidatos también han visto amenazado su futuro judicial después de que Cifuentes 'levantara las alfombras'. Tras denunciar al anterior Ejecutivo por la acción en el Canal de Isabel II (y evitar un delito de encubrimiento), González vio cómo la Policía entraba en su vivienda para trasladarle a la prisión de Soto del Real.

Granados, por su parte, teme la aparición de más material que pueda complicar su situación. La decisión de 'morir matando' de Cifuentes terminó con la denuncia de la Ciudad de la Justicia de Aguirre antes de que dimitiera de su cargo en la Puerta del Sol.

Un candidato externo y que no haya gestionado dinero público

El PP apuesta por la vía murciana y buscará presentar un candidato sin pasado político relevante "El PP apuesta por la vía murciana y buscará presentar un candidato sin pasado político relevante"

En Génova se teme que el entorno más cerrado de la presidenta y posibles sucesores (Garrido o Rollán) pueda continuar con la guerra sucia. Por ello, Rajoy la hoja de ruta pasa por imponer un nuevo presidente en funciones que no haya gestionado directamente dinero público y sin pasado conocido para evitar que las familias discordantes puedan publicar un nuevo dossier que complique la plaza más importante para los populares.

En este caso, se plantea continuar con la vía murciana. Allí, se invistió a Fernando López Miras, un candidato de 35 años y sin una trayectoria relevante. El nuevo diputado debería ser elegido entre los 48 diputados en la Asamblea de Madrid. Sin embargo, se plantea la posibilidad de anular su candidatura para los comicios del año próximo y presentar a un 'outsider' con una imagen pública impecable y prometedora para regenerar un partido que se encuentra con grandes dificultades.

Artículos recomendados

Comentarios