Buscar
Usuario

Noticias

La policía de EEUU mata a un adolescente y deja a otros tres heridos de bala por robar cartas de Pokémon y una pizza

Sus superiores aseguran que "están justificadas sus acciones" y que sus agentes "están en buen estado de salud".

La policía de EEUU mata a un adolescente y deja a otros tres heridos de bala por robar cartas de Pokémon y una pizza La policía de EEUU mata a un adolescente y deja a otros tres heridos de bala por robar cartas de Pokémon y una pizza

Foto: Familia de Jayden Alexander Baez

Jayden Alexander Baez ha muerto a los 20 años de edad como consecuencia de las heridas de bala perpetradas por los agentes policiales que intervinieron en una alerta de robo en una tienda en Kissimmee (Florida, Estados Unidos). Los policías también dejaron a tres adolescentes heridos, según publica Univisión y FOX 35 Orlando.

Los hechos ocurrieron el pasado 27 de abril, cuando los agentes del condado de Osceola atendieron una llamada a las 19:00 horas alertando de un supuesto robo en una tienda de la cadena Target, Según las investigaciones de la Oficina del Alguacil del Condado Osceola, dos jóvenes identificados como Joseph Lowe de 19 años y Michael Samuel Gómez, de 18, habían sido acusados de robar una pizza y "múltiples paquetes de tarjetas de Pokémon".

Ambos salieron del local y se subieron a un coche Audi, de color negro, donde los estaban esperando otros dos jóvenes a bordo. El abogado dijo que Báez era el conductor del vehículo. Los agentes del condado de Osceola habría disparado contra estos jóvenes en un intento de detenerlos, según declaró, pero no está claro qué llevó realmente a los agentes a disparar contra el coche en el que viajaban los menores de edad.

Otros tres jóvenes salieron huyendo

Jayden Alexander Baez murió en el lugar de los hechos, mientras Lowe, Gómez y otra tercera persona sin identificar que también estaba en el automóvil resultaron heridos por los disparos. Uno sufrió una lesión de Baal en una mano y otro tras caerse huyendo de los disparos.

Dos de ellos ingresaron en el hospital como consecuencia de las heridas y fueron imputados por delitos de hurto menor. Por su parte, los agentes que perpetraron los disparos, según destacó la Oficina del Alguacil del condado de Osceola, están "en buen estado de salud".

El alguacil Marcos López ha asegurado que el Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida está a cargo de la investigación de estos hechos. Los nombres de los agentes no se han revelado, amparados por la Ley de Marsy. En declaraciones a FOX 35, López dijo que considera que sus oficiales "están justiciados en todas sus acciones".

"Creo que mis agentes están justificados en todas sus acciones. Tengo la máxima confianza, un 200%, en todo lo que hacen en base a su formación y su experiencia". Y añadió: "Las cosas se intensifican. Este es el mundo real".

Artículos recomendados

Comentarios