Buscar
Usuario

Economía

La polémica en torno a los caseteros de la Feria de Abil se basa en un bulo: los datos

Se habían anunciado parones por parte de la Asociación Andaluza de Hostelería de Feria para atacar la reforma laboral mediante falsedades.

La polémica en torno a los caseteros de la Feria de Abil se basa en un bulo: los datos La polémica en torno a los caseteros de la Feria de Abil se basa en un bulo: los datos

Foto: CordonPress

Parece que hay a quien le interesa mucho atacar al Gobierno aunque con ello se tenga que desestabilizar al país. Después del parón de los transportes, el cual el Ejecutivo logró solventar tras llegar a un acuerdo a pesar de que una pequeña parte pretendió continuar dando buena cuenta de sus verdaderas intenciones, ha llegado el turno de los caseteros de la Feria de Abril de Sevilla.

Durante los últimos días han viniendo escuchándose voces de que, debido a la reforma laboral aprobada por el Gobierno, sería inviable celebrar la Feria. La Asociación Andaluza de Hostelería de Feria, que representa al 80% de las casetas, anuncio un parón como protesta por la entrada en vigor de la nueva reforma laboral que, según interpretan, conlleva "importantes limitaciones" en cuanto a la contratación temporal del personal.

Según reza el comunicado emitido, las ferias requieren "plena disponibilidad y horarios prolongados de atención al público", por lo que los empresarios solicitan que se equipare su actividad a las profesiones donde el margen es mayor, "como pueden ser el personal en instituciones sanitarias o la relación laboral de carácter especial de las personas dedicadas a las actividades artísticas". De esta forma, rechazan cumplir con la normativa laboral que establece una jornada de ocho horas al día para los trabajadores y un descanso laboral de doce horas entre una jornada ay otra. Culpan a la reforma laboral de hacerles "imposible" el trabajo.

Y así se ha vendido una polémica que no tiene ni pues ni cabeza pero en la que no han faltado medios de comunicación que han corrido a hablar con los empresarios caseteros para dar voz a sus demandas y presentarlos como víctimas de una reforma laboral que acabaría con la Feria de Abril.

Desde 1919 y 1980

Lo cierto es que la jornada laboral de 40 horas semanales llegó en 1919 tras la huelga de La Canadiense en Barcelona, lo que convirtió a España en uno de los primeros países en legislar la jornada de ocho horas.

Hay que mencionar, además, que la jornada máxima diaria para el sector hostelero, según el convenio colectivo y para los meses de abril y mayo, es de 10 horas diarias que incluyen, según la legislación vigente desde 1980, "un descanso de 12 horas entre cada jornada de trabajo".

Otra de las protestas de los caseteros es que el descanso obligatorio de doce horas les obliga a contratar a más personal porque tendrían que doblar las jornadas de trabajo. Pero lo cierto es que el artículo 34.3 del Estatuto de los Trabajadores fija que "entre el final de una jornada y el comienzo de la siguiente mediarán, como mínimo, doce horas". Se trata de una norma que se aprobó en el año 1980 y que la reforma laboral no ha abordado en ningún momento.

Desde la asociación también han denunciado el "nuevo margen de contratación" pues "introduce importantes limitaciones a la contratación temporal que dificultan y hacen prácticamente inviable nuestra actividad, dado que la misma se lleva a cabo por periodos de corta duración". Pero lo cierto es que las particularidades de este sector se pueden canalizar perfectamente en las modalidades contractuales recogidas en la reforma laboral como pueden ser los los contratos fijos discontinuos y, en su caso, cuando exista causa, los contratos de duración determinada, como los ocasionales.

Habrá Feria

Mientras, desde VOX, se empeñaban en alimentar esta estéril polémica, con Macarena Olona acusando a Yolanda Díaz de poner en riesgo la celebración de la Feria. "La reforma laboral de Lady Paro pone en riesgo la Feria en Andalucia. Los caseteros anuncian huelga. Primer aviso. El segundo, si nos quedamos sin Feria, a la cara de la Ministra comunista. Con el traje de flamenca en la sesión de control", lanzo desde su Twitter.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, por su parte, ha salido a desmontar el enésimo bulo de la extrema derecha. "Lo que se está diciendo es radicalmente falso. La reforma laboral no toca nada relativo a la jornada laboral y mucho menos al descanso. Eso sí, las leyes hay que cumplirlas en todos los sitios", ha aclarado.

El subdelegado de Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, se ha reunido con los empresarios caseteros y ha asegurado que les ha quedado "meridianamente claro" que la reforma "no modifica la jornada de trabajo ni el régimen de descanso". "No tenían clara la reforma", ha añadido, dando por cerrada la polémica y dejando claro que la Feria de Abril no corre ningún peligro.

Artículos recomendados

Comentarios