Buscar
Usuario

Vida

Un reportero cubre una marcha a favor de la marihuana y termina muy feliz en directo

Pablo Zuñiga protagonizó un momento que pasará a la historia de la televisión.

En ocasiones, las conexiones en directo pueden jugar una auténtica mala pasada. El simple hecho de aparecer ante una 'inocente' cámara, sin ser consciente de que miles de personas están poniendo el foco sobre lo que haces, tiene serio peligro.

Si tenéis la osadia de dudar de ello, hoy os presentamos a Pablo Zuñiga, un reportero de la cadena Chilevisión. Al pobre Zuñiga, un día, le encargaron la gran tarea de cubrir la marcha a favor de la legalización de esta sustancia para el uso recreativo (el uso médico ya es legal en el país latinoamericano). 

La concentración, convocada en Santiago, fue todo un despropósito. Personas cantando, pasándose 'cigarrillos de la risa', colocándose cogollos de marihuana a modo de bigote (no es broma) y saltando y brincando cual filete de pescado.

Todo parecía normal. Zuñiga, a modo de profesional, comenzaba con la siguiente frase: "Estos son los muchachos que se han congregado acá en Plaza de Armas para exigir más derechos en torno a la Cannabis sativa". Pura información.

Sin embargo, el baile del humo comenzaba a fluir por momentos y, lo que parecía una conexión sin incidentes, se convirtió en una pieza con un valor histórico incalculable. Sobre todo, cuando los manifestantes decidieron pasar cigarros y humo por toda la cara de Zuñiga.

Y, claro, la cosa se va animando, hasta que nuestro querido reportero decide confesarse y comenzar todo un momento para el recuerdo: "Estoy feliz", adelantaba.

Mirad el vídeo al completo, porque el final no tiene ningún desperdicio:

Comienza la fantasía histórica

Con esa anticipación propia de Aramis Fuster, Zuñiga comienza a agitarse, sonreir de manera sospechosa, moverse con gran agilidad y desconcierto, hablar un poco raro, inclinarse hacia abajo, hacer movimientos sospechosos.... No podemos describirlo mejor, por ello, mirad este vídeo grabado entre 'bambalinas':

Al final del clip Zuñiga, que bien podría llevar la tostada del siglo o una agitación propia de un efecto placebo, termina su obra maestra evidenciando sus efectos (presuntos) de segunda mano.

Esta inmersión propia de Samanta Villar termina al grito de "Legalización, legalización". Nadie podría haber contado mejor este encuentro, incluso desde primera persona. Pero Zuñiga, al menos, ha conseguido alcanzar la fama internacional: su conexión en directo se ha viralizado y ya cuenta con miles de reproducciones.

Artículos recomendados

Comentarios