Buscar
Usuario

Ciencia

Pene necrosado: una de las posibles consecuencias del Covid sobre la que avisan los urólogos

El priapismo es una emergencia clínica que debe ser tratada preferiblemente en las primeras seis horas para evitar secuelas.

Pene necrosado: una de las posibles consecuencias del Covid sobre la que avisan los urólogos Pene necrosado: una de las posibles consecuencias del Covid sobre la que avisan los urólogos

Foto: Freepik

Una de las consecuencias que puede provocar la Covid-19, como ya ha quedado registrado en algunos pacientes, son casos de erecciones prolongadas durante más de 4 horas, una afección denominada priapismo isquémico prolongado. Esto se ha podido comprobar en dos casos de hombres, en Miami y París, de 69 y 62 años respectivamente, como recoge la revista American Journal of Emergency Medicine.

Lo cierto es que se trata de una patología muy poco común, pero sus riesgos son altamente peligrosos. Provocado por una embolia, estos pacientes deben acudir cuanto antes al hospital, preferiblemente dentro de las primeras 6 horas, para evitar bajo cualquier circunstancia que el tejido empiece a necrosar.

El virus genera múltiples casos de trombos "El virus genera múltiples casos de trombos"

Si esto sucede, hay posibilidad de recuperación, pero el paciente enfrenta secuelas, entre ellas, disfunción eréctil. No hay que olvidar que este trastorno se produce porque se está bloqueando el flujo de sangre que llega al pene, motivo por el que se está produciendo dicha rigidez. Esto puede provocar la necrosis o también la lesión de los cuerpos cavernosos.

Llegados a este punto, ¿qué relación tienen estos casos con la Covid-19? En este caso, las erecciones se producen por la alteración que el virus hace en nuestro organismo, en la coagulación de nuestra sangre, generando microtrombos. En estos casos, se bloquea el flujo, produciendo inflmación y mucho dolor en el órgano genital.

Una emergencia clínica

Las personas que puedan sufrir este problema, sobre todo, pueden sufrir como secuela la impotencia sexual, ya que los cuerpos cavernosos se fibrosan, muriendo las células que realizaban la función de ejecutar las erecciones. Para evitar secuelas, es vital que acudamos a un centro hospitalario cuanto antes.

No podemos olvidar que un caso de priapismo es una emergencia clínica, poco habitual, que debe ser tratado preferiblemente en las primeras 6 horas para evitar la necrosis de los cuerpos cavernosos, donde se produce la erección al acumularse la sangre en el momento de excitación.

El paciente, cuando resulta intervenido, tiene que ser sometido a procesos medianamente invasivos e incluso se puede realizar intervenciones quirúrgicas. Lo más común en este tipo de casos es realizar punciones en los cuerpos cavernosos e introducir fenilefrina, el medicamento que se ha administrado a los dos pacientes que ya han sufrido este problema combinado con la Covid-19.

Artículos recomendados

Comentarios