Buscar
Usuario

Vida

"La pasión entre el Juan Carlos y Corinna era tóxica": La confesión del primo del rey emérito

Álvaro de Orleans-Borbón. testaferro de los negocios del monarca española en Suiza, rompe su silencio para hablar sobre su relación con Corinna.

"La pasión entre el Juan Carlos y Corinna era tóxica": La confesión del primo del rey emérito

Álvaro de Orleans-Borbón ha sido durante años el hombre de máxima confianza del emérito rey Juan Carlos. El considerado testaferro de sus negocios en Suiza ha roto ahora su silencio para hablar sobre la relación del monarca español con su amante Corinna Larsen. "Era una relación tóxica que me daba escalofríos", ha definido.

El primo del rey era una de las personas que desde el principio era conocedor de este amorío, llegano incluso a pagar aviones privados para que ambos escaparan de miradas indiscretas. Hasta tres millones de euros llegó a gastar en viajes para el emérito y la empresaria alemana. Sin embargo, Álvaro de Orleans ya advertía lo que esta relación podía provocar.

"Más de una vez le dije 'mira lo que estás haciendo'. Yo no sabía qué hacer, pero veía lo que estaba ocurriendo", ha relatado en el noveno episodio de podcast de Spotify XRey. 

El empresario de 73 años, que presume de ser una de las personas que más cerca estuvo de don Juan Carlos cuando empezó a intimar con Larsen, ha explicado que fue él quién enseñó al rey a usar el portatil y a mandar correos electrónicos. "Le dije, ¿oye, tú usas internet y envías e-mail? Me dijo que no. Cuando volví una semana después de un viaje de trabajo de EEUU, le compré un laptop y le hice una cuenta y le enseñé cómo se hace. Para mi sorpresa, cuando volví a casa me encontré con un e-mail diciendo que era el primero que enviaba", ha revelado desde Suiza.

Álvaro de Orleans-Borbón, primo y hombre de máxima confianza del rey Juan Carlos "Álvaro de Orleans-Borbón, primo y hombre de máxima confianza del rey Juan Carlos"

"Esto podía terminar muy mal"

"Estaba al corriente de las amistades del rey, en este caso con Corinna, y tenía mis ideas sobre todo esto, y no eran las más constructivas. Lo que hace el rey... me callo. Lo que hace mi primo, sabiendo que yo soy admirador de la reina Sofía, pues no era fácil para mí. Había comprendido que se había involucrado en una pasión muy fuerte, pero esta pasión se había salido de lo normal", ha analizado Álvaro de Orleans en el podcast.

"No me meto en asuntos de los demás, cada uno tiene su vida y hace sus cosas, pero esto estaba teniendo algo de tóxico desde mi punto de vista. Corinna, una empresaria capaz en el campo de la mediación internacional, y un rey, con todas esas características, es una combinación que me daba escalofríos, porque me estaba dando cuenta, quizás antes que muchos otros, que esto podía terminar muy mal. Lo hablé con otras personas y todas me decían lo mismo, es que no se le puede hablar", ha añadido.

Artículos recomendados

Comentarios