Buscar
Usuario

Vida

Esta es la palabra en español que se puede pronunciar pero no se puede escribir

Tanto la RAE como la Fundeo han reconocido esta "excepción en el sistema ortográfico insólita e inexistente en otras lenguas".

Esta es la palabra en español que se puede pronunciar pero no se puede escribir Esta es la palabra en español que se puede pronunciar pero no se puede escribir

Foto: Envaro Elements

Alrededor de 500 millones de personas hablan el español, lo que hace que esta lengua sea la segunda más habladas en el mundo, solo por detrás del chino. Es una idioma rico que está en permanente cambio y adaptación conforme pasa el tiempo.

El idioma también cuenta con sus peculiaridades, pero hay una curiosidad especialmente llamativa: ¿Puede existir una palabra que podamos pronunciar pero que sea imposible de escribir? Sí, la hay, según han reconocido la RAE (Real Academia Española) y la Fundéu (Fundación del Español Urgente).

"Se introduce una excepción en el sistema ortográfico insólita e inexistente en otras lenguas: la de una palabra que no se puede escribir", ha advertido la Fundeu. La palabra en español que se puede decir, pero que no es posible escribir, según las actuales normas ortográficas es el imperativo de 'salirle', es decir, cuando la forma verbal 'sal' del verbo 'salir' se combina con el pronombre enclítico 'le'.

Así, si ordenáramos a alguien salir al paso o al encuentro de otra persona aludida con este pronombre, se produciría una "singularidad ortográfica", ya que "la mera unión de esta dos palabas da 'salle', que debería pronunciarse /sá.lle/ o, con yeísmo", explica el portal Wikilengua del español.

¿Hay solución?

En cuanto al uso del guión para separar dos eles que forman parte de sílabas diferentes, las normas actuales de ortografía lo no permiten. "Las Academias de la Lengua decidieron en la Ortografía del 2010 negar validez al uso del guion, sin ofrecer alternativas, por lo que esta palabra según las actuales normas no se puede escribir", apunta este mismo portal. Usar punto entre las dos eles (sal.le) o el punto medio o volado (sal·le) tampoco está permitido.

"Este sería el único caso en el que aparecerían dentro de una palabra española dos eles contiguas, cada una de ellas perteneciente a una sílaba diferente, secuencia fónica cuya representación se halla bloqueada en nuestro sistema gráfico, puesto que concurriría con el dígrafo ll, que solo admite interpretarse como el fonema palatal lateral sonoro /?/ —o, más comúnmente, debido al fenómeno del yeísmo, el palatal central sonoro /y/—", dice la RAE.

"Así pues, nuestro sistema ortográfico no cuenta con recursos para representar la secuencia fónica consistente en la articulación de dos eles seguidas dentro de una palabra, lo que en español resulta, por otra parte, absolutamente excepcional; las grafías 'salle' al encuentro' o 'sal·le al encuentro' no se consideran, pues, correctas", añade la Real Academia.

Como solución, la Academia sólo propone usar alternativas a esta palabra a la hora de escribir como "sal a su encuentro" o "sal al encuentro de esta persona".

Artículos recomendados

Comentarios