Así son los países más abiertos del mundo musulmán

Así son los países más abiertos del mundo musulmán

Los países de mayoría musulmana cuentan con diversas visiones del Islam.

Vida Adrián Parrondo Adrián Parrondo 08 Enero 2019 13:05

La mayoría de países musulmanes aún mantienen muchas restricciones en cuanto a materia de derechos sociales se refiere. A pesar del deterioro social de muchas naciones como Afganistán, donde las mujeres podían vestir minifalda en los años 70, ¿qué países se han mantenido al margen de esta ola ultraconservadora? ¿Qué países musulmanes tienen una moral más abierta, aunque no sea comparable a la de muchos países en los que muchos pensarán? Aquí tenemos una lista:

1 Bosnia y Herzegovina

Calles de Sarajevo, capital de Bosnia y Herzegovina "Calles de Sarajevo, capital de Bosnia y Herzegovina"

Bosnia y Herzegovina tiene un 90% de musulmanes. La guerra étnica, religiosa y de poder que representó la desmembración de Yugoslavia, llevó a la persecución de los creyentes de esta fe. 

En el año 2001, el periodista Predrag Matvejevic denunciaba: "Probablemente haya sido uno de los mayores errores cometidos por Europa y Estados Unidos en la última guerra de los Balcanes: no haber reconocido en Bosnia la existencia de uno de los islam más laicos del mundo [...] En este caso, la ignorancia se dejó engañar por la propaganda procedente sobre todo de la Serbia de Milosevic y de la Croacia de Tudjman, que afirmaba que esta entidad bosnia era una 'plataforma para la penetración del islam en Europa'". Valga la pena recordar en este punto que Milosevic, un líder ultranacionalista e islamófobo, terminó juzgado por crímenes de guerra, contra la humanidad y genocidio.

Valga la pena recordar que Milosevic, un líder ultranacionalista e islamófobo, terminó juzgado por crímenes de guerra, contra la humanidad y genocidio.

El país, que se unió al mundo musulmán en la segunda mitad del siglo XV está intentando acceder a la Unión Europea, pero sufre algunas reticencias por parte de los países más fuertes del eurogrupo. Por otro lado, la sociedad que vivió esa discriminación está cometiendo ese mismo error contra la comunidad gitana, según Amnistía Internacional.

En la actualidad, las personas transexuales pueden adecuar su sexo a su documento de identificación y pueden acceder a operaciones de reasignación de género. El Gobierno permite las uniones civiles y ha aprobado una ley de protección legal contra la discriminación laboral y otros ámbitos. La sociedad no avanza al mismo ritmo, aunque los cambios legales ayudan a adelantar estos movimientos.

En cuanto a las mujeres, la vestimenta plenamente occidental se combina en la calle con otras mujeres que utilizan el velo, sobre todo aquellas de mayor edad. El país cumple prácticamente con toda la normativa comunitaria en este sentido, aunque hay un punto que genera una polémica dentro de sus fronteras: la fuerte desprotección que viven las mujeres que sufrieron todo tipo de violaciones (al menos 20.000) por parte de las fuerzas croatas y serbias.

2 Tayikistán

Tayikistán mantiene una visión moderada de la religión musulmana "Tayikistán mantiene una visión moderada de la religión musulmana"

Con un 98% de musulmanes, el gobierno tayiko ha iniciado una política especialmente restrictiva contra los símbolos religiosos que definen los preceptos más cerrados del Islam.

Los más destacados: prohibir el uso del velo, cerrar más de 160 tiendas de ropa musulmana e iniciar campañas para que los hombres no se dejen la barba especialmente larga, una de las indicaciones que se señalan en el Corán y que el Ejecutivo considera como símbolo de radicalismo islámico.

El Gobierno del país es especialmente laico y teme una expansión de la influencia afgana, con quien mantiene frontera. Por ello, su Tribunal Supremo prohibió en 2016 el Partido del Renacimiento Islámico de Tayikistán, que supuestamente estaba organizado por milicanos islamistas. 

En cuanto a la comunidad LGTBI, las leyes no prohíben las relaciones homosexuales ni las operaciones por reasignación de género. La edad de consentimiento sexual se fija en 16 años para todos los ciudadanos, pero aún existe discriminación social y no se reconocen las uniones civiles entre personas del mismo sexo.

3 Azerbaiyán

Grupo de mujeres en Baku, capital de Azerbaiyán "Grupo de mujeres en Baku, capital de Azerbaiyán"

La región del Cáucaso siempre ha mantenido una personalidad propia dentro de esta religión y uno de los países con una mentalidad más abierta es Azerbaiyán. Esta nación se constituye como República laica y democrática desde el año 1918, cuando se desmembró el Imperio ruso. Desde aquel año permtió el voto femenino, siendo uno de los países pioneros en esa materia.

Con un 94% de los musulmanes, la venta de alcohol está permitida y hay una gran variedad de bares que ofrecen estas bebidas por las calles de Baku, su capital. La moral religiosa es más laxa, en algunos aspectos, que la mantenida por sus vecinos cristianos provenientes de Armenia y Georgia. También hay un número destacable de ateos.

Las calles de la capital cuentan con una fuerte influencia occidental, mezclada con algunos de aquellos edificios de viviendas tan característicos de la época soviética y que adornan, sobre todo, los barrios de la periferia de la capital.

Los avances en igualdad durante la primera década del siglo XXI han sido especialmente destacables. Mientras que en 2001 había un 4% de mujeres concejalas, el número aumentó al 26,5% en 2009, según la OSCE. Un número que subió tras la aprobación de la Ley de Igualdad de Género. El Ejecutivo también ha adherido al país a la Liga del Derecho Internacional de las Mujeres para que fiscalice los avances en materia de derechos sociales.

Por último, las personas gays aún continúan rechazadas a nivel social, aunque la homosexualidad es legal desde el año 2000. Contra ese estigma social trabajan algunas campañas de concienciación del gobierno, varias asociaciones y un conocido medio local fundado en 2011.

4 Albania

Grupo de seguidores de la selección albanesa "Grupo de seguidores de la selección albanesa"

Albania, junto a Bosnia, continúa como eterno candidato a acceder a la UE posterior al 'Brexit'. Su entrada podría producirse antes, ya que Bruselas ha abierto desde abril de 2018 una mesa para el acceso de este país junto a Macedonia.

El país cuenta con mayoría musulmana, aunque el Estado mantiene una naturaleza secular. El 58,79% de sus habitantes musulmanes conviven con un 17% de cristianos y un 2,5% de ateos con total normalidad.

El Papa Francisco viajó en 2014 a la capital, donde precisamente destacó ese ejemplo de convivencia en un mundo poco a poco más convulso. A pesar de que no se reconocen las uniones civiles ni legales, sí que hay una ley de protección legal contra la discriminación que contempla todos los hábitos.

En cuanto a la mujer, se mantiene un estatus similar al ya comentado en Bosnia, aunque Amnistía Internacional reclama una ley de violencia de género mucho más eficaz para combatir esta lacra.

5 Jordania

En Jordania, la homosexualidad es legal desde 1951, hay igualdad en la edad de consentimiento entre ambas relaciones (a los 16 años), se permite adecuar el género real en los documentos de identificación y se permiten las operaciones de reasignación de género.

En cuanto a las mujeres, hay una visión más abierta. Una de las máximas representantes es Haifa Wehbe, una cantante conocida por el rimto moderno de sus éxitos, su mezcla de canción árabe y pop internacional y por su visión abierta de la religión.

La esperanza: Túnez

En Túnez, el triunfo de las primaveras árabes ha dejado una constitución laica, una ley de violencia de género y un partido rigorista musulmán bajo mínimos. Las asociaciones feministas de este país del Norte de África están realizando una fuerte labor que poco a poco se materializa en las calles, aunque con mucha lentitud. Uno de esos movimientos lo ha representado Souad Abderrahim, la primer alcaldesa de la capital.

Manifestación feminista en Túnez "Manifestación feminista en Túnez"

Sin embargo, aún queda mucho trabajo en materia de igualdad. La comunidad LGTBI no tiene ningún tipo de derecho reconocido y las relaciones entre personas del mismo sexo se castigan con multa y prisión de dos meses a dos años.

Son algunas de las graves violaciones de derechos humanos que aún lastran los avances de un país que, se espera y desea, sirva como referente para el resto de vecinos. Unos cambios que tardan en llegar.

Comentarios