Buscar
Usuario

Noticias

Un padre viola, golpea repetidamente a su hija de 2 años y publica los vídeos en internet

La Justicia ha retirado la custodia de los menores a la madre hasta comprobar si tuvo algún tipo de responsabilidad en este caso.

James Lockhart, un hombre de 30 años de edad, ha sido detenido en Florida por violar a su hija de dos años y subir todos los vídeos a la dark web, conocida en España con el nombre de 'internet oscura'.

Esta red es conocida por las dificultades de acceso que entraña a las autoridades aunque los agentes han conseguido las pruebas que han derivado en su detención y ahora se encuentra a la espera de juicio.

Las imágenes fueron difundidas desde hace un año y son extremas, según los investigadores. En ella, el hombre realiza todo tipo de vejaciones y agresiones a la niña, que intenta defenderse como puede.

Cuando detuvieron a este hombre, las autoridades descubrieron un total de 10 imágenes de menores con edades inferiores a los dos años, junto a otro material que incluirá otro delito por posesión de pornografía infantil.

El acusado había actuado durante meses con total impunidad "El acusado había actuado durante meses con total impunidad"

La detención se ha producido en el marco de la llamada Operación Prueba Piloto, con sede en Boston, pero en la que han trabajado diversos cuerpos policiales de otros países extranjeros. 

En esa investigación se señala a varios usuarios. El que actualmente ocupa esta noticia acostumbraba a operar bajo los pseudónimos de Strangewood y Hardwood. En sus acciones, difundía este tipo de contenidos a través de varios foros y con total impunidad durante meses.

Detenido en la compañía de su esposa e hijos

La detención de Lockhart se produjo pasadas las 23:00 de la noche. La policía ingresó por la fuerza, dado el elevado material que poseía en sus servidores y que hacía temer la posibilidad de que formase parte del engranaje de una organización criminal.

En la vivienda se encontraban la esposa del acusado y sus hijos. La mujer asegura que no tenía constancia de todo lo que estaba sucediendo en el interior de su casa y cambió completamente su actitud cuando los agentes le hicieron visionar las imágenes difundidas por las redes.

El hombre procuró esconder su rostro, pero los agentes consiguieron identificarlo por la hendidura de la mano que le dejaba su anillo de matrimonio y un lunar. La niña y su hermano pequeño han quedado bajo la custodia de las autoridades hasta que se compruebe el nivel de vinculación de la madre con este caso y si lo ocultó ante la Justicia.

Artículos recomendados

Comentarios