Buscar
Usuario

Ciencia

La OMS llama a establecer esta restricción pública para evitar la expansión de la viruela del mono

La OMS ha declarado la emergencia internacional por la viruela del mono y lanza una medida clave con la que busca frenar su propagación.

La OMS llama a establecer esta restricción pública para evitar la expansión de la viruela del mono

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto limitar los viajes de las personas portadoras del virus de la viruela del mono, aquellas que presenten síntomas compatibles y también aquellos contactos estrechos de casos positivos.

Se trata de uno de los puntos más destacados de las recomendaciones establecidas en la declaración de emergencia internacional que la OMS ha lanzado junto a la emergencia internacional con motivo del brote de esta enfermedades ue en dos meses y medio ya afecta a 75 países, con más de 16.000 casos.

Los casos suelen desarrollar síntomas inespecíficos e incluyen cuadros con fiebre, malestar y cansancio, aunque destaca la erupción cutánea, que en muchos de los casos solo afecta a una parte del cuerpo, como la zona genital o perianal. Por ello, las autoridades sanitarias consideran que habrá dificultades de llevar a la práctica esta restricción. La OMS, en principio, establece esta recomendación de obligado cumplimiento para sus países miembro, aunque cada estado decide cómo la lleva a cabo los controles pertinentes.

La OMS insta a aplicar medidas en relación a los viajes para controlar la expansión de la enfermedad: "Cualquier persona con signos compatibles con una infección por el virus de la viruela del mono, o considerado un caso sospechoso, probable o confirmado por las autoridades sanitarias" o que "ha sido identificado como un contacto de un caso positivo", indica, "está sujeto a monitorización sanitaria y debería evitar cualquier viaje, incluidos los internacionales, hasta que su estado sea declarado que no constituye un riesgo de salud pública".

Excepciones y vigilancia

El texto también incluye una serie de excepciones, como que el viaje se haya programado para "recibir atención médica urgente, conflictos o catástrofes naturales" o aquellos que se hayan acordado por las autoridades sanitarias de manera previa y cuya vigilancia se pueda mantener durante el período en el que la persona resulte infecciosa.

El tiempo en el que la persona puede contagiar el virus de la viruela del mono se sitúa en el momento en el que aparecen los primeros síntomas hasta que las costras de las pústulas de la erupción cutánea de la enfermedad se han secado y caído, algo que suele ocurrir en un plazo situado entre las dos y cuatro semanas.

La OMS también pide establecer mecanismos de vigilancia y coordinación entre autoridades para detectar, vigilar y controlar cualquier caso o sospecha de que el virus esté circulando entre especies animales, especialmente mamíferos de pequeño tamaño.

El objetivo es evitar que el patógeno se haga endémico en otras partes del mundo, como sucede en zonas de África central y oriental, donde los roedores son repertorio desde que el virus salta de otras especies como el ser humano.

Además, la OMS pide en su declaración que loas países tengan capacidad de producir vacunas, antivirales y diagnósticos, así como que impulsen medidas para "asegurarse de que sean disponibles basándose en las necesidades de salud pública, solidaridad y a un precio razonable para los países que más las necesiten".

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar