Buscar
Usuario

Vida

Castigan a una alumna menor porque se intuían sus pezones: "distraía a sus compañeros"

El centro asegura que solo estaba tratando de hacer cumplir el código de vestimenta del colegio.

El "vive y deja vivir" se aplica muy poco en esta sociedad. Y es que la manera en la que vestimos o dejamos de vestir, si no es a gusto de todos, sigue provocando comentarios  despectivos y vomitivos. El ejemplo más reciente es el de Lizzy Martinez, de Brandeton, Florida, 17 años, que fue expulsada de su clase por no llevar sujetador. La profesora le pidió que se cubriera los pezones porque "estaban distrayendo a los compañeros de clase". Lizzy dijo sentirse "violada y avergonzada de su cuerpo" por las profesoras que le obligaron a ponerse tiritas en los pezones.

Lizzy decidió ese día no ponerse sujetador y se montó el revuelo machista "Lizzy decidió ese día no ponerse sujetador y se montó el revuelo machista"

A Lizzy la mandaron hablar con la decana. "Me dijo que mis pechos eran una distracción para otros estudiantes de mi clase. Estaba completamente horrorizada, le pregunté '¿estás bromeando?'", exclamó. La adolescente prosiguió su relato de los hechos. "Primero me dio una camisa para ponerme debajo de la que llevaba puesta. Dijo que esto ayudaría a 'reducir el movimiento de mis pechos'. Cuando volví a su oficina con las dos camisas puestas, me pidió que caminara. Echó un vistazo a mis pechos y decidió poner tiritas en mis pezones para cubrirlos". 

El colegio castigó a la alumna porque consideraba que "El colegio castigó a la alumna porque consideraba que "provocaba" a sus compañeros"

Unos días después, el centro reconoció que los profesores del instituto podrían haber gestionado mejor la situación. Sin embargo, no se disculparon y explicaron que lo hicieron con el objetivo de que la alumna cumpliera el código de vestimenta del centro: "Es indiscutible que el asunto debería haberse tratado de manera diferente a nivel escolar".

El Código de Conducta Estudiantil del distrito determina que cada alumno debe vestirse apropiadamente para ir a la escuela, prestando la atención adecuada "a la limpieza personal, al aseo y la pulcritud". A pesar de ello, Lizzy no va a cambiar su manera de vestir y ha tomado la decisión de dejar de usar sujetador en clase para protestar por lo sucedido a partir de este lunes.

Protesta en Twitter

Lizzy escribió en su Twitter y expresó "deja de sexualizar mi cuerpo" en su cuenta. La respuesta inmediata de la escuela ha sido bloquearla en la red social. Después de verificar el código de vestimenta de la escuela, la familia de Lizzy se dio cuenta de que no había violado las pautas.

La madre de Lizzy ha decidido anular su matricula en el instituto, pero ella dice que planea volver a las clases con normalidad. El colegio ya ha confirmado que los sujetadores obligatorios se agregarán al código de vestimenta cuando se actualice.

"Me contaron que mi profesora dijo que estaba siendo una 'distracción', pero nunca noté nada en clase. Nadie me dijo nada, nadie me miró raro. Dijeron que mis compañeros de clase se reían de mí cuando fui al baño". Pero Lizzy cree que los alumnos que se burlaban deberían haber hablado en lugar de dejar que fuera señalada. "Sentí que estaban favoreciendo a los chicos", afirma. "La mayoría de mis compañeros de clase que me han contactado coinciden en que no debería haber sido considerada una 'distracción'".

¿A los chicos no se les nota los pezones?

Tras esta situación, la madre de Lizzy, Kari Knoop, relató lo sucedido y dio su opinión en Facebook. Señala que lo que vivió su hija fue inapropiado e intolerante, ya que nunca se le pediría a un hombre que se pusiera de pie y se moviera para ver sus partes íntimas.

Por otra parte, el abogado general del distrito, Mitchell Teitelbaum, ha comunicado que quizás la dirección del instituto y los profesores no hicieron lo correcto, pero no negó que quizás Lizzy sí que había distraído a sus compañeros con su vestimenta.

Artículos recomendados

Comentarios