Buscar
Usuario

Noticias

Un niño de 11 años comienza la carrera de astrofísica para "demostrar que Dios existe"

Una psicóloga le calificó como superdotado a los cinco años después de saber leer a los dos años y estudiar álgebra con cuatro.

Al año sabía sumar y restar, a los dos leía, a los tres se sabía el abecedario en sesis idiomas y a los cuatro era ya todo un genio que estudiaba álgebra. Se trata del niño prodigio William Maillis, que con tan sólo once años va a convertirse en universitario para conseguir ser astrofísico y "demostrarle al mundo que Dios existe a través de la ciencia", según explicó al medio Bay News9 Local. 

Entrará a formar parte del alumnado de la Universidad del Sur de Florida, después de haber conseguido la secundaria con tan sólo nueve años. Con esa misma edad entró en el curso preuniversitario de Artes en St. Petersburg College y tras dos años ha conseguido el título. Todo un hito para este centro, ya que su directora asegura que se trata de la primera en la historia de la institución que cuentan con un alumno tan joven que consigue graduarse. "Estoy totalmente fascinado por William y por el trabajo que ha hecho. Es extremadamente brillante, muy abierto y colaborador", asegura Tonjua Williams, la directora del centro. 

Williams con su título de Arte conseguido en la preuniversidad "Williams con su título de Arte conseguido en la preuniversidad"

Su meta: tener un doctorado con 18 años

Y es que está considerado un niño superdotado desde que a los cinco años la psicóloga Johanne Ruthzatz, de la Universidad Estatal de Ohio, estudiase su caso y concluyese que se trata de un auténtico genio. Sin embargo, a pesar de considerarle como tal, William se ve como una persona más que tiene una habilidad específica, así como existen "otras personas aventajadas en otras cosas".

La idea de Williams es conseguir terminar su doctorado con 18 años, edad con la que la mayoría de las personas iniciamos las carreras universitarias. 

Artículos recomendados

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados