Negro, catalán y jefe de VOX: "Hay que devolver a los inmigrantes"

Negro, catalán y jefe de VOX: "Hay que devolver a los inmigrantes"

Ignacio Garriga forma parte del Comité Ejecutivo de VOX y mantiene un discurso implacable contra la inmigración y el independentismo.

Política 24 Agosto 2018 16:55

Ignacio Garriga cumple todos los estereotipos... para no pertenecer a VOX. Es hijo de madre ecuatoguineana, padre portugués y negro. Y, a pesar de ser hijo de una mujer y padre inmigrantes, no ha dudado en mantener un discurso de cero tolerancia con la inmigración, al más puro estilo del partido ultraderechista al que pertenece.

Este político de VOX, el partido que no cuenta con ninguna representación institucional en toda España, es de origen catalán, cuyo idioma considera como lengua materna. Sus padres amasaron cierta fortuna gracias a los terrenos que mantienen en Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial. Sin embargo, su familia tuvo la decisión de migrar hacia España con el fin de proporcionar un futuro más próspero a sus hijos.

En la actualidad, prácticamente toda su familia vive en Cataluña, incluida su abuela, que vive a sus 104 años. Los hermanos de Garriga sí que vuelan en ocasiones hacia Guinea, donde aún poseen territorios que no han sido expropiados por parte del Gobierno.

La familia de este joven barcelonés siempre fue conservadora. Su madre, Clotilde, militó en el PP y siempre fue conocida por su actitud activa en la formación, con una fuerza increíble para organizar todo tipo de eventos y actividades del partido.

"Durante un tiempo milité en el Partido Popular, les ayudé a plantar cara a la dirección, que no estaba dando el discurso adecuado contra el nacionalismo y había abandonado el discurso de la vida", asegura Garriga en declaraciones a El Confidencial.

Su paso a VOX, al parecer, estuvo vinculado a la deriva del marianismo que ha sido tan criticada por las voces más conservadoras del PP: "El centro reformista era cada vez más descafeinado; di la batalla lo que pude, traté de promover otras candidaturas alternativas, pero no fue posible. Hace más de diez años decidí irme", relata.

"Hay que devolver a los inmigrantes a su país"

Garriga mantiene un discurso en contra de la inmigración "Garriga mantiene un discurso en contra de la inmigración"

A pesar de sus raíces, Ignacio Garriga mantiene un discurso muy beligerante con la inmigración. Por ejemplo, califica que la actual política del gobierno de Pedro Sánchez forma parte de una especie de "caridad mal entendida".

También miembro del comité ejecutivo de la formación ultraderechista, Garriga pide "proteger las fronteras para defender nuestra tradición y cultura", añade. Y, por ello, pide atender pateras que llegan a España para, inmediatamente, "identificar de dónde son, porque seguro que se puede saber, y luego devolverlos a su país de origen". Y, en cambio, apuesta por crear políticas que favorezcan que los ciudadanos "se queden allí", antes de acogerlos en nuestro país.

Junto al mantra de la inmigración, Ignacio Garriga también aprovecha para mostrar un punto antieuropeo que ha caracterizado a todos los movimientos de extrema derecha que están triunfando en Europa: "Somos todos de Europa y tal; no, no, chico, yo primero soy español y luego soy europeo y por tanto tengo que proteger a mis conciudadanos, porque los primeros son los de casa".

"Quiero recuperar el patriotismo"

Garriga asegura que la familia es el pilar básico de la sociedad "Garriga asegura que la familia es el pilar básico de la sociedad"

Garriga asegura que la deriva del país no le gustaba porque "mis padres me habían inculcado siempre las ganas de mejorar las cosas". Por ello, encontró la luz en 2014: "Afortunadamente apareció VOX en 2014 y me sentí muy atraído; yo tenía dos hijos y esperaba el tercero cuando empecé a trabajar ayudando en la dirección provincial de Barcelona".

Su ascenso en la organización, poco a poco, comenzó a ser una realidad: "Luego pasé a San Cugat; éramos cuatro o cinco en el comité directivo, pero si iban haciendo las cosas. Me presenté a alcaldable en San Cugat en las elecciones de 2015, que fue la única candidatura que se presentó en Cataluña junto a la de Barcelona", relata al citado medio.

Este político de VOX asegura que se pagó la campaña de su bolsillo y que, incluso, llegó a fabricar todos los carteles electorales en la cocina de su casa. Todo, con un fin muy concreto: "Quiero devolver el papel a la familia, que considero que es el pilar fundamental de la sociedad, recuperar ese patriotismo que por desgracia sucesivos gobiernos han intentado dinamitar, defender la vida del principio al final y el comercio local, esa España de los balcones", relata.

Ignacio Garriga se ha convertido en uno de los miembros más destacados y señala su buena relación con Santiago Abascal, que le invitó personalmente a unirse al proyecto. ¿Llegará al Congreso de los Diputados? Algunas encuestas, al menos, se plantean esa posibilidad.

9 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados