Buscar
Usuario

Noticias

Así eran los Narcosatánicos: sacrificios, canibalismo y rituales de los capos de la droga

Los narcos utilizaban los restos de los humanos para hacer brebajes de santería que proporcionaban habilidades como invisibilidad.

Así eran los Narcosatánicos: sacrificios, canibalismo y rituales de los capos de la droga

Finales de la década de 1980. Una macabra historia revoluciona los medios de comunicación. Una banda se dedica a realizar rituales satánicos en los que se sacrifican a seres humanos. Los Narcosatánicos estaban convencidos de que esta era la única manera en la que el diablo les podría proveer de dinero y poder

A pesar del fuerte impacto de la situación, fue uno de estos crímenes el que marcó para siempre la historia del sur de Texas y el norte de Tamaulipas: la desaparición y muerte de un estudiante universitario cuyo cuerpo fue encontrado un mes después en un rancho de Matamoros. 

Pero vayamos al inicio de la historia. En 1989, David Serna, uno de los integrantes de la organización cayó en manos de la policía. Los oficiales encontraron en su coche un cargamento de drogas además de un caldero con huesos de una columna vertebral, corazones y restos de sangre. Después de indagar se descubrió que pertenecían a Mark Kilroy, un estudiante americano de 21 años que había desaparecido tras salir de fiesta con su amigo Bradley Moore durante un viaje a México.

Fue este último quien declaró haber visto por última vez a Kilroy alrededor de las 4 de la mañana, cuando ambos se encontraban a las afueras del local donde habían ido a disfrutar de la noche. Decidió ir al baño y cuando regresó, ya no estaba. Tras comprobar que no se encontraba en el hotel, se puso en contacto con la familia del joven.

La policía comenzó a investigar pasadas 48 horas y fue una persecución a dos narcos la que derivó en la pista definitiva. Uno de ellos confesó haber visto al joven en el rancho donde la policía decomisó la droga. Las autoridades se pusieron a investigar en dicho lugar... hasta que el inculpado, David Serna, confirmó que el cuerpo de Mark había sido sacrificado en un ritual satánico.

Momento en el que se encuentran los restos del joven asesinado "Momento en el que se encuentran los restos del joven asesinado"

"Con un machete le habían abierto el cráneo y le sacaron los sesos, el olor que despedía era muy fuerte; pero de repente el detenido comenzó a señalar más puntos donde habían sido enterradas más víctimas, en total encontramos 13 cuerpos y todos presentaban rastros de mutilación", confirmó uno de los federales.

Tras el hallazgo, Serna identificó a Adolfo de Jesús Constanzo como líder de la banda. Las autoridades detuvieron también a otros compañeros: Sara -pareja de Constanzo-, Serafín Hernández García, Sergio Martínez Salinas y Elio Hernández Rivera. Fue el primero de ellos quien confesó haber secuestrado y matado al joven Mark.

Los restos de los cuerpos mutilados se utilizaban para preparar brebajes en rituales de santería. Constanzo aseguraba a sus seguidores que beber estas pociones daba habilidades extraordinarias como invisibilidad o inmunidad.

La persecución final

Sara, pareja del líder de la secta "Sara, pareja del líder de la secta"

Los miembros identificados en el rancho consiguieron escapar. Fue Sara quien envió una carta a las autoridades explicando que "era un rehén de los narcos" y que temía por su vida. Además, incluía una dirección que facilitó que la policía interceptara al resto del equipo. En la operación, el grupo abrió fuego contra la policía, pero no sin antes cumplir un pacto: Constanzo disparó a uno de sus compañeros y posteriormente se suicidó. Tras el tiroteo solamente sobrevivió Sara, que cumple una condena de 62 años.

Quién era Adolfo de Jesús Costanzo

El líder de la secta nació en Miami y era hijo de una sacerdotisa. Aunque de joven sus aspiraciones pasaban por trabajar como modelo en México, terminó haciéndose conocido por sus habilidades en santería, que le llevaron a círculos cercanos de personas influyentes y autoridades mexicanas. Constanzo creó entonces su propia agrupación de adoradores además de un entramado de protecciones para sus fieles.

Comentarios