Buscar
Usuario

Noticias

Muere un hombre tras ingerir cloroquina para acuarios, automedicándose por miedo al coronavirus

Un hombre de Arizona ha muerto tras ingerir fosfato de cloroquina para luchar contra el coronavirus. Su mujer se encuentra en estado crítico.

Muere un hombre tras ingerir cloroquina para acuarios, automedicándose por miedo al coronavirus

Un hombre de Phoenix, Arizona, ha fallecido tras haber tomado fosfato de cloroquina en un intento de automedicarse contra el coronavirus, mientras que su mujer se encuentra en estado grave por la misma razón.               

A pesar de que existen medicamentos, ambos decidieron tomar "un aditivo comúnmente utilizado en los acuarios para limpiar las peceras", según Banner Health. Por el momento no se conocen detalles adicionales, aunque NBC News habló con su esposa, que alegó que decidieron tomarlo por "miedo a enfermar".

"Lo tenía en la casa porque solía tener peces koi", relató. "Lo vi en el estante trasero y pensé: 'Oye, ¿no es eso de lo que están hablando en la televisión?'" Y así es, ya que Donald Trump ha sido el primero en promover la cloroquina como un posible tratamiento contra el Covid-19, ya que además está aprobado para tratar la malaria, el lupus y la artritis reumatoide. Sin embargo, todavía no había sido aprobado para tratar el coronavirus.

"Dada la incertidumbre en torno a Covid-19, entendemos que la gente esté tratando de encontrar nuevas formas de prevenir o tratar este virus", dijo en el comunicado Daniel Brooks, director médico del Centro de Información sobre Drogas y Venenos de Banner Health. "Pero automedicarse no es la forma de hacerlo".

Enfermedades de los peces

Donald Trump ha promovido el uso de la cloroquina contra el coronavirus a pesar de la falta de evidencias "Donald Trump ha promovido el uso de la cloroquina contra el coronavirus a pesar de la falta de evidencias"

Hace siete años, Advanced Aquarist anunció tres formas de cloroquina como un nuevo "medicamento para tratar enfermedades de los peces" y detalló su efectividad en la lucha contra ciertos parásitos en acuarios de agua salada.

Asimismo, Banner Health, con sede en Arizona, no ha dado detalles acerca de cómo la pareja de sexagenarios consiguió adquirir la cloroquina o qué hospital de Banner los trató. "A los treinta minutos de la ingestión, la pareja experimentó efectos inmediatos que requirieron ingreso en un hospital cercano de Banner Health", alegó Brooks.

Asimismo, la empresa declaró que está "instando encarecidamente" a los proveedores de atención médica a que no receten cloroquina a pacientes que no están hospitalizados. "Lo último que queremos en este momento es inundar nuestros departamentos de emergencia con pacientes que creen que encontraron una solución vaga y arriesgada que podría poner en peligro su salud", concluyó Brooks.

Artículos recomendados

Comentarios