Buscar
Usuario

Noticias

Muere por coronavirus el torturador del franquismo Billy el Niño a los 73 años

El expolicía era símbolo de la represión franquista durante los últimos años de la dictadura, especialmente por sus torturas a disidentes.

Muere por coronavirus el torturador del franquismo Billy el Niño a los 73 años

El expolicía Juan Antonio González Pachecho, más conocido como Billy el Niño, ha muerto a primera hora de la mañana de este jueves 7 de mayo como consecuencia del coronavirus. Ha muertto con todas las condecoraciones que recibió por sus servicios como miembrod e la Policía Nacional, mientras que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, llevaba varios meses anunciando la retirada de estos honores, que conllevaban incrementos de pensión.

Billy el Niño era uno de los torturadores más temidos por los disidentes políticos en los calabozos de la antigua Dirección General de Seguridad de la Puerta del Sol, hoy sede de la Comunidad de Madrid. El sótano de este edificio se empleaba como un centro de torturas y detención, donde se vulneraban todo tipo de derechos contra disidentes políticos.

A pesar de que solo permaneció once años ejerciendo como agente de la Policía Nacional (cuerpo que abandonó en 1982), los testimonios de sus víctimas describen todo tipo de brutalidades cometidas contra los detenidos.

Su llegada al Cuerpo Nacional de Policía se produjo como subinspector en 1971 y fue destinado a la Brigada de Invesrtigación Social, más conocida como la Brigada Político-Social. Se trataba del principal cuerpo de represión del régimen, con especial fijación con grupos antifranquistas, fundamentalmente de corte comunista; aunque también con personas LGTBI o que no se adaptaban a las normas que imponía la dictadura.

Conocido entre sus compañeros

Billy el Niño, durante su etapa como agente de la policía "Billy el Niño, durante su etapa como agente de la policía"

Su ascenso en la policía le llevó a hacerse famoso entre sus compañeros, según relataban entonces, como consecuencia de su "sagacidad, extraordinaria memoria y, posteriormente, por su agresividad y su costumbre de hacer girar su pistola sobre un dedo, al estilo del Far West".

Esta última característica fue la que le llevó a recibir el apelativo de Billy el Niño, con el que se referían a él los detenidos. No hay que olvidar que los agentes acostumbraban siempre a ocultar su verdadera identidad, sobre todo en el cuerpo de la Brigada Político-Social.

Poco a poco, los quehaceres de este policía llegaron a oídos de la militancia antifranquista, que empezó a apelar al agente con el mismo sobrenombre, ya que participó en muchas detenciones, especialmente en Madrid.

El policía, conocido por sus torturas, fue condecorado el 13 de junio de 1977 por el entonces ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa, "atendiendo a sus méritos, para premiar servicios de carácter extraordinario", como recoge la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado el día 1 de julio de 1977.

Como consecuencia de esa condecoración, el policía se había beneficiado de un incremento del 15% de su pensión desde que recibió la condecoración. Un incremento que se trasladó a su pensión y que ha cobrado hasta su muerte.

Artículos recomendados

Comentarios