Buscar
Usuario

Vida

Morir teniendo sexo: un tabú del que nadie habla

Los encuentros sexuales pueden ser el último acto para muchas personas.

Todo el mundo se ha planteado, al menos alguna vez en su vida, cómo será su propia muerte y qué estará haciendo en su último momento. ¿Será nuestro último recuerdo algo agradable? ¿Moriremos en las peores condiciones?

Uno de esos momentos puede corresponder a cuatro letras. Sí, la que os hipnotizan. La que os atrapan como un 'succionador de clitoris'. Esas cuatro letras que corresponden al S-E-X-O:

Nos da algo

Y dejando de lado vuestra obsesión con darle al asunto, os hago una pregunta... un tanto tétrica. ¿Os imagináis que vivís vuestro último momento en pleno, como se dice coloquialmente, 'pim pam pum'?

Pues ahora, y poniéndonos serios, os comentamos: si sois hombres lleváis la de perder, ya que el riesgo de fallecer en pleno coito es diez veces superior que el de ellas. Para que luego digan que son el 'sexo débil'.

Sin embargo, el riesgo real de que esto suceda es mínimo. En este caso, las muertes (sin que haya golpes ni nada externo de por medio) se relacionan con fallos cardiacos, un problema que tan sólo un 10% de las personas consigue superar (al menos en Estados Unidos).

Sin embargo, el Doctor Sumeet Chugh, profesor de medicina del Instituto del Corazón del Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, pudo concluir que la incidencia es mínima. De cada 5.000 personas, solo cinco o seis de ellas sufrirán estos problemas.

Ahora, yendo al tema que nos ocupa... ¿Podemos morir en pleno coito? Parece que sí... aunque muy difícilmente. Según el profesional médico, tan solo un 1% de los casos son provocados por el sexo, una cifra que se reduce al 0,1% en el caso de las féminas.

"Esta es una gran respuesta para los que aman el sexo", ha asegurado Chugh en declaraciones a CNN. Junto a la genética, los especialistas recomiendan reducir el riesgo llevando hábitos de vida saludables. En concreto, una buena dieta baja en colesterol y grasas saturadas, realizando ejercicio moderado o intenso y, sobre todo, reduciendo o eliminando el consumo de alcohol y tabaco.

Artículos recomendados

Comentarios