Acusan a varias monjas de manipular el voto de sus internas discapacitadas a favor de VOX

Acusan a varias monjas de manipular el voto de sus internas discapacitadas a favor de VOX

Testigos de la localidad de Gotarrendura, Ávila, acusan a la residencia Villa Santa Teresa de manipular el voto de sus internas.

Gotarrendura, un pequeño pueblo de la provincia de Ávila donde presumiblemente nació Teresa de Jesús, se encuentra en el foco de la polémica por los resultados electorales del 28 abril, según explica el periódico El País. La controversia surge del auge desmesurado de apoyos a favor de VOX, el partido liderado por Santiago Abascal, en la localidad. Algo que parece explicarse por ciertos tejemanejes dentro de una residencia femenina.

Esta residencia femenina Villa Santa Teresa, dirigida por monjas esclavas de la Virgen Dolorosa, es la que realmente se encuentra en el ojo de huracán de todo este 'escándalo': el sorprendente auge de VOX en la pequeña localidad se debería a una posible manipulación del voto de las internas, que habría propiciado que la formación de Abascal fuera la primera en apoyos.

Manipulación

Las monjas comenzaron ofreciendo un curso de voto a las mujeres que se encuentran internadas en la residencia "Las monjas comenzaron ofreciendo un curso de voto a las mujeres que se encuentran internadas en la residencia"

El 'milagro' y la manipulación de las internas de la residencia parece ser "un secreto a voces", como explica Yolanda de Juan, alcaldesa del PP en el municipio de Gotarrendura.

La clave, como apunta el diario El País, es que se han aumentado un número concreto de votantes que proviene de las internas alojadas en la residencia y que, este año, han tenido la posibilidad de votar debido a la reforma de la ley electoral aprobada a finales de 2018 que permite votar a personas con discapacidad intelectual. Ese aumento de votos a la ultraderecha vendría, según testigos del pueblo, de la manipulación de las residentes de Villa Santa Teresa.

Además, aunque con menor peso, algunas voces consideran 'extraño' que la formación verde haya conseguido la victoria en el municipio, a pesar de que cuenta con un fuerte empadronamiento femenino. Las tendencias electorales no siguen esa vía y el discurso en materias como la violencia de género alejan sobremanera a las posibles votantes de esta formación política.

Habían preparado un curso para votar y las acompañaron hasta la urna

Varios testigos señalan que las monjas llegaron a acompañar a las mujeres hasta la urna de votación "Varios testigos señalan que las monjas llegaron a acompañar a las mujeres hasta la urna de votación"

La residencia, al parecer, puso una especie de curso relativo a los diferentes partidos que se presentaba a las elecciones para que las internas conocieran sus programas; sin embargo, cerca de ser algo objetivo, fue todo lo contrario, según explican fuentes internas a El País: "Nos han dado charlas prácticas sobre los partidos: quién está en contra de la Iglesia o quién está a favor del aborto y la eutanasia", dice una de las residentes. Unos talleres donde parece que el voto debía ir en una sola dirección: VOX, aunque la misma dirección de la residencia niega esta acusación.

"Las hermanas nos dieron la papeleta y nos dijeron que no comentásemos nada", relata una de las internas. Según testigos y la propia mesa electoral, fueron tres monjas las que acompañaron a las internas a votar y, de hecho, afirman que le dieron a cada una de ellas su sobre y papeleta para que votaran. "Todas vinieron con sus sobres preparados", explica Valeriano de Juan, presidente de la mesa, a El País.

Estos hechos se unen a la imputación de una religiosa en Vizcaya que, supuestamente, robó el voto de varias anciandas que la acompañaban para terminar apoyando al Partido Popular. La monja enfrenta penas de prisión situadas entre los seis meses y tres años.

Comentarios