Dos modelos adolescentes, a punto de morir tras ser obligadas a adelgazar por su agencia

Dos modelos adolescentes, a punto de morir tras ser obligadas a adelgazar por su agencia

Ambas se encuentran internadas en un centro especializado en trastornos alimenticios.

Noticias Nico Dámaso Nico Dámaso 06 Diciembre 2018 18:21

Masha y Dasha Ledeneva son dos gemelas rusas de 14 años. Hace algunos años, consiguieron lograr su sueño de ser contratadas por una agencia y conseguir sus primeros trabajos como modelos. Sin embargo, actualmente se encuentran peleando por su vida debido a su extrema delgadez.

Las dos jóvenes, en la compañía de su madre "Las dos jóvenes, en la compañía de su madre"

La primera voz de alarma la dio la activista María Kokhno, quien se "asustó" con las imágenes de las menores y realizó la denuncia correspondiente. Mientras tanto, sus familiares notaban que las chicas no paraban de bajar de peso a gran velocidad. Pronto descubrieron que la agencia que las representaba las obligaron a adelgazar para cumplir con el cánon de belleza que todos conocemos.

Dasha llegó a pesar 36 kilos y Masha, 40

Tras esto, Kokhno, activista de trastornos alimenticios, tuvo que solicitar ayuda médica para las menores, ya que las chicas corrían el riesgo de "morir en casa" si no eran ingresadas en un centro para tratar un caso tan extremo de anorexia. Dasha llegó a pesar 36 kilogramos mientras su hermana Masha, 40. A las gemelas las habían obligado a reducir su peso "hasta que sus huesos se hicieran visibles".

Las hermanas se encuentran actualmente recuperándose "Las hermanas se encuentran actualmente recuperándose"

La madre de las jóvenes reveló que "les dijeron que la forma del cuerpo de Dasha estaba bastante bien, pero Masha debía deshacerse de un par de kilos. Las chicas lo interpretaron a su manera. Siempre han sido perfectas en todo, así que decidieron ser perfectas aquí también. Todo sucedió muy rápido . Al principio, empezaron a rechazar comida. Decían: no vamos a comer nada dulce esta noche, solo comeremos ensalada", confesó su progenitora. Ahora, todas estas exigencias pueden salir muy caras.

Comentarios