Más Madrid expulsa al concejal Pablo Soto acusado de acoso sexual

Más Madrid expulsa al concejal Pablo Soto acusado de acoso sexual

El hasta ahora edil ha emitido un comunicado en el que asegura no recordar dicho acoso, lo que ha sido criticado por la formación política.

Primer gran escándalo en el seno de Más Madrid. La formación de Íñigo Errejón se ha visto obligada a forzar la dimisión del concejal Pablo Soto tras ser acusado de acoso sexual. Según la dirección del partido, en cuanto conocieron este episodio, pusieron en marcha "inmediatamente" un protocolo antiacoso encargado a una experta, cuyo informe confirmó "los hechos y su gravedad".

Desde Más Madrid, señalan que Soto "accedió y prometió presentar la renuncia", por lo que critican el comunicado emitido por el hasta ahora concejal. "En lugar de cumplir con su palabra, hizo público un comunicado con su versión de los hechos que no concuerda con la versión de la víctima", a la que el partido "concede absoluta veracidad"

Además, según ha continuado Más Madrid, desde que el partido fue conocedor de estos hechos "ha estado en contacto con la víctima y los testigos" con intención de "preservar su intimidad y garantizar la protección de sus derechos mientras se sustanciaba el proceso de asunción de responsabilidades políticas". Más Madrid señala que ante hechos de este tipo, "una fuerza política progresista y feminista debe ser firme y contundente", y por eso ha exigido la dimisión de su concejal.

Varios rostros destacables de Más Madrid, a través de las redes sociales han condenado el episodio. "No es no. En cualquier momento, lugar o circusntancia, caiga quien caiga", ha señalado Rita Maestre, coportavoz de Más Madrid. "No existe ninguna justificación. No es no", ha apuntado Marta Higueras, número dos de Íñigo Errejón.

La versión de Pablo Soto

A través de sus redes sociales, Pablo Soto ha explicaso su versión de lo sucedido. Según su relato, días atrás la formación le señaló porque "se había sentido acosada" por él. "Solo podía decir que era imposible. ¿Quién, cuándo, dónde, por qué? Durante horas no tuve más información y no paré de repasar lo que había hecho día a día, hora a hora, sin encontrar explicación", narra.

Cuando más tarde le explicaron los detalles de los hechos, Soto, según cuenta, entendió "que se había producido una situación" de la que "no había sido consciente". Le relataron que unas semanas atrás, cuando estaba tomando unas cervezas tras el trabajo, le pidió a una persona de su entorno laboral que le ayudase a ir al baño. Cabe señalar que Pablo Soto tiene una discapacidad que le obliga a ir en silla de ruedas.  "Si no puedo hacerlo solo (ir al baño), normalmente se lo pido a alguien de máxima confianza. Y si no, sencillamente, me aguanto", expresa en el comunicado, aunque señala que no recurda haber pedido ayuda en aquella ocasión.

"Según me contaron, algo le dije a esa persona mientras estábamos en el baño. Todavía no sé exactamente qué, que tenía tono o significado sexual", ha continuado. "Sé que puedo ser un bocaclanca y que a veces he hecho bromas sexuales a mi familia y a mis amigos cercanos", continúa, aunque deja claro que no lo recuerda esta vez.

En su escrito, Pablo Soto apunta a los efectos del alcohol: "Peso 45 kilos y unas pocas cervezas pueden sentarme realmente mal. En los últimos años he medido mal la cantidad y la frecuencia de lo que he bebido. Creo que ha sido una falsa salida a situaciones de presión demasiado a menudo".

Soto relata que fue informado de que tras lo ocurrido aquella noche, "la misma persona se había sentido acosada al verme en una reunión": "Yo no sé quién es y no podría reconocerla, sin embargo, me han dicho que a ella le resultó extraña mi presencia en aquella reunión porque no pertenezco a ese grupo de trabajo".

"No fui consciente de ninguno de los dos episodios", asegura. "Pero eso no quita que hay una persona que se ha sentido dañada por mi actitud. Lo siento profundamente y quiero disculparme por lo que le haya hecho sentir", concluye, antes de anunciar que abandona Más Madrid.

Comentarios