Buscar
Usuario

Noticias

Este es Mariano, el dentista acusado de dejar morir a su novia mientras la grababa

El odontólogo ejercía violencia machista sobre su pareja, Susana Cortés, desde el inicio de la relación.

Este es Mariano, el dentista acusado de dejar morir a su novia mientras la grababa

Mariano, un dentista de 49 años maltrataba de forma sistématica a su pareja, Susana Cortés, de 43 años y cocinera en el bar que él frecuentaba. El pasado viernes 21 de junio, los Mossos d'Esquadra le detuvieron en Viladecans (Barcelona), acusado de dejar morir a su novia y grabarla con el móvil, mientras ésta sufría una hipoglucemia.

Según informó la policía autonómica, la autopsia determinó que la mujer había sufrido una bajada del azúcar en sangre como consecuencia de la diabetes que padecía. Además, las autoridades descubrieron en el teléfono móvil del hombre un vídeo grabado por él mismo en el que filmó la agonía de su pareja, lo que evidenció que no había ayudado a la víctima cuando sufrió la crisis, sino que la dejó morir.

Mariano, con el que Susana mantenía una relación de apenas cinco meses hizo de la vida de la mujer un auténtico infierno. Así lo cuenta Carla, la cocinera del bar: "Susana no le decía a nadie que Mariano la maltrataba. Incluso escondía los moratones para que no sospechásemos", asegura. "Ella siempre fue una persona con un carácter muy fuerte, pero con Mariano se transformaba. Yo sé que le pegaba porque le vi los moratones, aunque ella los intentaba ocultar", relata la mujer para El Español.

Uno de los clientes habituales del establecimiento, David, ofrece una versión similar a la de Carla: "Contestaba que se había caído. Desde que empezó a salir con Mariano, 'se caía' constantemente. Una vez incluso llegó con un ojo 'a la virulé'. Le preguntamos qué le había pasado y nos dijo que se había dado con una puerta", explica el hombre.

Malos tratos y palizas constantes

Mariano, de 49 años, dejó morir a su pareja "Mariano, de 49 años, dejó morir a su pareja"

Susana conoció a Mariano en un bar de copas a principios de 2019. Desde entonces, prácticamente se instaló en el bar donde ella trabajaba y el comportamiento que mantenía preocupaba a los clientes y conocidos de la cocinera. "Él aparecía y le exigía comida de muy malos modos. Cuando acaba de cenar el tío era capaz de apretarse una botella de Beefeater él solo", explica Juan, otro de los clientes habituales. "Hay un chico que viene a este bar desde que lo abrieron. Nunca se ha metido con nadie. Un día se fueron los tres de fiesta y Mariano le acabó pegando una paliza", continúa.

Tras el maltrato continuado al que Mariano la sometía, Susana comenzó a contar en su entorno que le quería dejar porque "era un fantasma". Además, se había instalado una aplicación en el móvil que grababa las llamadas.

Sin embargo, la noche del 21 de junio, la mujer sufrió una brutal bajada de azúcar tras, según creen las autoridades, recibir otra paliza por parte de su novio. Mariano, no solamente rechazó auxiliarla, sino que la humilló hasta que falleció. le preguntaba por su estado y se negaba a ofrecerle ayuda una y otra vez ante la petición insistente de socorro por parte de la víctima. Todo ello, mientras la grababa con su teléfono móvil durante 10 horas de sufrimiento.

Ahora, tres meses después del suceso, Mariano ha sido detenido por la policía, acusado de homicidio, omisión de socorro y malos tratos. El hermano de Susana,  Daniel Cortés exige ahora justicia para ella: "No sé si tenía miedo o ensaba que no necesitaba ayuda de nadie e iba a salir ella sola de todo esto", lamenta, y añade: "Tenía una sonrisa para todo el mundo. La gente la conocía por su risa", recuerda.

Artículos recomendados

Comentarios