Malas noticias para el planeta: así será su clima en 2300

Malas noticias para el planeta: así será su clima en 2300

El nivel del mar va a seguir aumentando y las zonas templadas de la Tierra van a terminar desapareciendo.

Que el cambio climático amenaza la vida en el planeta es algo que nos vienen contando desde hace años, pero de lo que no parecemos ser del todo conscientes. Lo cierto es que existen dos variables principales que afectan directamente al futuro de la Tierra, y en especial a su clima: las variaciones climatológicas que se están viviendo en zonas del planeta poco acostumbradas a ellas, en especial a las olas de calor; y el proceso de derretimiento que están sufriendo los casquetes polares. 

Llevamos décadas acumulando consecuencias directas del calentamiento global, y esto va a repercutir en el bienestar del planeta de los próximos siglos. Nature Communications ha publicado un estudio sobre cómo será el clima en el año 2300, ilustrando con gráficos la transformación de nuestro planeta en los próximos tres siglos. Este es un periodo de tiempo demasiado amplio si pensamos que 300 años atrás todavía no había comenzado la revolución industrial. Cabe destacar que fue en este momento cuando hipotecamos el futuro de la humanidad y su entorno de por vida. 

En 2.300 es probable que el Ártico haya desaparecido "En 2.300 es probable que el Ártico haya desaparecido"

Los resultados sacados del estudio son muy preocupantes: aunque sigamos manteniendo las temperaturas, como mínimo, 2ºC por encima de la media pre-industrial, el nivel del mar seguirá creciendo, superando, también como mínimo, el metro y medio. Esta barrera de los dos grados fue la que se acordó históricamente en un acuerdo multilateral que se negoció en París entre todos los países del planeta. 

El problema trasciende porque el nivel del mar va a seguir subiendo aunque se cumpla este mínimo marcado. El objetivo de esta medida surgió de un acuerdo considerado como precario y delicado respecto a la diplomacia internacional, que además, sigue lejos de cumplir sus propósitos. Al parecer, los humanos nos estamos quedando sin margen de maniobra para revertir este proceso de cambio climático tan largo como importante. 

Las peores consecuencias en 300 años 

Otras generaciones sufrirán las consecuencias de la contaminación humana "Otras generaciones sufrirán las consecuencias de la contaminación humana"

Aunque por el momento no hayamos vivido la mayor parte de las consecuencias que van a transformar nuestro clima, estas llegarán. Según las predicciones de los expertos, dentro de 300 o 400 años se habrá vivido el deshielo del Ártico y en medio milenio el permafrost comenzará a derretirse. Pero que todo esto vaya a suceder dentro de tanto tiempo, cuando se hayan sucedido varias generaciones, no quiere decir que no nos tengamos que preocupar por ello. 

Al revés. Deberíamos ser conscientes de que aunque cortemos las emisiones a corto plazo, y en caso de lograr sostener la temperatura del planeta, los más probable es que los mares suban hasta 1,2 metros. Y esto supondrá problemas determinantes para países como Italia, en su zona septentrional, Países Bajos, ciudades como Londres, o el conjunto de los archipiélagos de Filipinas. Cabe reiterar que esto sucederá en el mejor de los casos. Pero si los habitantes de la Tierra seguimos emitiendo cada vez más gases de efecto invernadero, las perspectivas van a ser mucho peores. 

La emisión de gases contaminantes en una de las principales causas del cambio climático "La emisión de gases contaminantes en una de las principales causas del cambio climático"

La pregunta que todos deberíamos hacernos es si como habitantes de un mundo en decadencia, las personas podemos hacer algo. Los expertos que diagnostican los peores presagios, mantienen su única esperanza en la tecnología, sobre todo en aquella capaz de extraer o liberar a la atmósfera de CO2. Dando por hecho que no vamos a depender toda la vida de frenar las emisiones, lo que deberíamos conseguir es descarbonizar todo lo posible. Solo siguiendo este camino podremos seguir creciendo como población, mantener unos recursos finitos y seguir desarrollándonos como humanidad. 

Comentarios