Buscar
Usuario

Noticias

Torturas, asfixia o tráfico de órganos: lo que encierra el trágico caso de Lola Daviet, la niña de 12 años asesinada en París

La policía maneja varias hipótesis, aunque una de ellas, el tráfico de órganos, se ha impuesto sobre el resto de líneas de investigación.

Torturas, asfixia o tráfico de órganos: lo que encierra el trágico caso de Lola Daviet, la niña de 12 años asesinada en París

El asesinato de la pequeña Lola Daviet, de tan solo 12 años, ha provocado una fuerte conmoción en Francia. La menor desapareció el pasado viernes cuando regresaba del colegio y, horas después, apareció muerta en una maleta de plástico en el 19º distrito de París, cerca de la 'banlieue', como se conoce al extrarradio de la ciudad. Su cuerpo apareció con los número '1' y '0' inscritos en el torso, aunque se desconoce el motivo.

Por este caso se ha detenido a cuatro personas y la policía baraja varias hipótesis, entre las que se encuentra el tráfico de órganos. La autopsia de la menor ha revelado que murió por asfixia, tenía marcas de ligaduras en las muñecas y tobillos y un profundo corte en el cuello, hasta el punto de que la cabeza estaba casi desprendida del cuello. Los detenidos son dos hombres y dos mujeres, de 24 a 43 años de edad, acusados de asesinato "con actos de tortura y barbarie".

A pesar de las hipótesis y de que el tráfico de órganos es la más plausible, todavía no hay una versión confirmada. Esta última teoría es la apoyada por algunas de las declaraciones de la presunta autora del secuestro. Se trata de una joven de 24 años que fue vista el viernes por la noche arrastrando la maleta y ofreciendo "mucho dinero" a un transeúnte para ayudarla, y que precisamente mencionó el tráfico de órganos.

Arrestados

El cuerpo de la menor fue encontrado por una persona de 42 años en el patio interior del edificio donde se encuentra la casa familiar dentro de una maleta. Un vecino del barrio confesó a la Policía que, horas antes, una joven le pidió ayuda para mover un baúl y su descripción era la misma. Los agentes inspeccionaron las cámaras y arrestaron a la sospechosa y a otras tres personas.

La principal sospechosa, la joven de 24 años, fue grabada perfectamente por las cámaras del barrio. Los testigos aseguran que "parecía un poco loca, con la cara llena de maquillaje". Aseguran que entró al edificio ella sola, salió con una maleta y pidió a todo el que se cruzaba con ella que la ayudara. "Luego fue a la panadería de enfrente del café a comprar un croissant, volvió como si nada, se la veía un poco inestable", relató un testigo.

El distrito 19º de París, cerca de la 'banlieue', como se conoce en la capital francesa al extrarradio, ha experimentado durante los últimos años un fuerte incremento de la delincuencia, que se aprecia en el tráfico de drogas, trata de personas, robos e instalación de bandas delincuenciales.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar