Buscar
Usuario

Noticias

El líder del Daesh en Afganistán ha muerto: la OTAN confirma su identidad

Abú Saad Orakzai, líder del Estado Islámico-Jorasán, ha muerto en Afganistán.

La  OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) ha confirmado que Abú Saad Orakzai, líder yihadista del Daesh, ha muerto en Afganistán. Este sábado 1 de septiembre, las fuerzas militares estadounidenses realizaron un bombardeo a gran escala en Nargarhar, y ahí fue abatido.

Es el tercer líder del grupo Estado Islámico-Jorasán que ha fallecido a manos de ataques estadounidenses desde 2016. El ataque en cuestión fue llevado a través de tierra y de aire en el distrito de Suki, según ha informado la agencia de noticias Jaama Press.

Scott Miller, comandante de las fuerzas de la OTAN, ha querido hacer hincapié en que tanto Estados Unidos como sus aliados se mantendrán en Afganistán siempre con la intención de atrapar a los terroristas. "Estados Unidos y sus aliados están en Afganistán para mantener su presión sobre los terroristas transregionales y en red que intentan planificar, financiar y llevar a cabo ataques desde aquí", ha explicado.

"Esto es solo parte del trabajo de la colación hacia una solución de seguridad en Afganistán, pero es una parte vital", señala en el comunicado publicado en la web oficial de la OTAN. 

Abú Saad Orakzai, líder yihadista del Daesh en Afganistán "Abú Saad Orakzai, líder yihadista del Daesh en Afganistán"

Siete muertos más

Las autoridades afganas han anunciado, además de esta muerte, el posible fallecimiento de otros siete presuntos miembros de este grupo; en los últimos meses, la lista de presuntos yihadistas matados a manos del ejército de Estados Unidos ha ascendido a varias decenas. Han participado en el ataque el Ejército, la Policía y los Servicios de Inteligencia del país.

Una guerra muy larga y dura

John Nicholson, antecesor de Miller, reconoció que la guerra en Afganistán seguirá siendo "muy dura", azuzada por la presencia de grupos terroristas como Daesh-Jorasán. La guerra cumple ya 17 años, un conflicto en el que EE.UU. ha estado más tiempo que en las dos guerras mundiales y la guerra de Corea juntas.

La noticia de la muerte de Orakzai se conoce poco después de que el Gobierno de Donald Trump confirmara la cancelación de una ayuda económica de 300 millones a Pakistán por su falta de colaboración en la erradicación de las actividades terroristas en su frontera con Afganistán. A comienzos de este año, Trump acusó a Islamabad de "mentir y engañar" sobre sus esfuerzos contra redes terroristas como Daesh-Jorasán o Haqqani. El paquete económico estaba destinado a programas de mantenimiento de la seguridad y ahora, según el Pentágono, se dedicarán a "prioridades urgentes".

Artículos recomendados

Comentarios