Kit Harington, a punto de perder un testículo en el rodaje de 'Juego de Tronos'

Kit Harington, a punto de perder un testículo en el rodaje de 'Juego de Tronos'

El actor que interpreta a Jon Snow en 'Juego de tronos' ha revelado cómo sufrió este accidente.

'Juego de Tronos' es una de esas series en la que los fans quieren saber absolutamente todo lo que pasa. Lo que ha ido generando a esta ficción desde su estreno en 2011 ha ido en aumento, hasta convertirse en, posiblemente, el mayor fenómeno televisivo que ha dado la pequeña pantalla en su historia. No tiene parangón -ni siquiera 'Perdidos' o 'Los Soprano'-.

El rodaje de la octava y última temporada de 'Juego de Tronos' se ha movido en el más absoluto secretismo. Sin embargo, poco a poco se van conociendo algunas anécdotas y curiosidades del mismo. En este caso el protagonista de una de ellas es el actor Kit Harington, quien estuvo a punto de perder una parte muy, muy íntima por culpa de un accidente durante la grabación de una de las secuencias.

Montando dragones

El accidente de Kit Harington tuvo lugar al montar sobre el dragón "El accidente de Kit Harington tuvo lugar al montar sobre el dragón"

El caso es que Kit Harington, el gran Jon Snow de 'Juego de Tronos', durante la grabación de una de las escenas en la que montaa uno de losdragones de Daenerys -durante el primer capítulo de la octava temporada-, estuvo a punto de perder uno de sus testículos. El actor confiesa que fue por culpa de una de las partes mecánicas del armazón utilizado para generar a la criatura. Esta "anécdota" la narró su protagonista en uno de los videos de detrás de las cámaras después de la emisión del episodio en HBO.

Harington explica que fue en el momento que "el dragón gira de forma muy violenta, y mi testículo derecho se quedó atrapado". El británico narra que la escena fue tan sumamente rápida y que no tuvo "tiempo de decir que pararan y empezaron a darme vueltas" y que, en ese momento, pensó que "así es como termina todo, en esta cosa metálica, girándome literalmente sobre mis testículos", terminó diciendo entre risas. Por fortuna, el incidente se quedó en una anécdota graciosa de la que se acordará toda la vida.

Comentarios