Buscar
Usuario

Política

Kike Sarasola pagaba el alquiler de la casa de 300 metros en la que vivió Rivera durante dos años

El líder de Ciudadanos se alojó en una vivienda de lujo de Kike Sarasola sin que conste contrato o el pago de ninguna cuota.

Kike Sarasola pagaba el alquiler de la casa de 300 metros en la que vivió Rivera durante dos años

Una casa de 319 metros cuadrados en pleno centro de Madrid pagada íntegramente por un empresario: el hotelero Kike Sarasola. Así vivió el exlíder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante dos años en los que se benefició de la generosidad del presidente de la cadena Room Mate, según publica El Diario. Se trata del mismo empresario que ahora aloja a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, en dos apartahoteles de lujo en el centro de Madrid con un contrato que genera polémica.

Albert Rivera disfrutó del inmueble durante dos años, a pesar de que no consta que pagase ningún tipo de alquiler y ni siquiera haya constancia de un contrato con los dueños de la casa, de la que Kike Sarasola era entonces arrendatario.

La vivienda señalada es el cuarto derecha de la calle Barquillo, número 7, en Madrid. Se trata de un apartamento de lujo situado en una de las mejores zonas de la capital, que el propio Kike Sarasola no tenía problema en mostrar en televisión.

A pesar de todo, Sarasola no ha ofrecido este apartamento dentro de su portfolio de alquiler turístico, algo que no permite la comunidad del edificio y nunca llegó a estar disponible en la web de Be Mate, a pesar de que este inmueble se situaba como ejemplo de las casas que ofrecía.

Esta casa fue residencia de Kike Sarasola, además de su marido y sus hijos, hasta que finalmente se mudaron a una residencia más grande. Fue en ese momento, principios de 2016, cuando se la cedió a Albert Rivera, sin constancia de pagos ni contratos directos.

Valorada en 2,1 millones de euros

La vivienda, de lujo y en una de las mejores zonas de Madrid, está valorada en 2,1 millones de euros actualmente por el banco BBVA. Sarasola, cuando había vivido en ella, estaba de alquiler, que pagaba a una conocida diplomática española, Cristina Barrios Almazor, con varios cargos como embajadora de España en México y Suecia, ex directora de Protocolo con el Gobierno de Felipe González y cónsul general de España en Miami.

En 2015, un año antes de fallecer, Cristina Barrios vendió la vivienda, que terminó en manos de unos altos ejecutivos del banco Citigroup (Belén Garzón y Anthony McLaughlin) con una hipoteca de 1,3 millones.

Tras la compra, Kike Sarasola mantuvo el contrato de arrendamiento, disponiendo de la vivienda durante los siguientes años como una propiedad que no se ofrece al cliente habitual de la firma, como sucede con el apartahotel de Díaz Ayuso.

En esta casa, además, Kike Sarasola organizó una acogida para Albert Rivera en abril de 2015, una cena en la que le introdujo en el círculo de empresarios de la capital cuando el exlíder naranja dio el salto a Madrid desde Cataluña.

Cuando abandonó esa casa, Sarasola se dejó la mayor parte del mobiliario. El alquiler entonces costaba 4.000 euros, según el precio del mercado, un sueldo complicado de pagar para Albert Rivera, que ingresaba entonces 4.778 euros como diputado.

Artículos recomendados

Comentarios