Buscar
Usuario

Noticias

La jueza de Castellón que pide secuestrar libros LGTBI permitió una pseudoterapia contra la Covid contra criterio médico

Carola Soria Piquer, la magistrada que ha ordenado el secuestro de los libros LGTBI en Castellón, cuenta con un historial polémico.

La jueza de Castellón que pide secuestrar libros LGTBI permitió una pseudoterapia contra la Covid contra criterio médico La jueza de Castellón que pide secuestrar libros LGTBI permitió una pseudoterapia contra la Covid contra criterio médico

Foto: Twitter | @veroruiziau

La magistrada Carola Soria Piquer ha sido quien ha ordenado el secuestro de los libros LGTBI en Castellón a petición de los ultracatólicos de Abogados Cristianos. Lo ha ordenado a través de unas medidas cautelarísimas, que permiten al juez adoptar este tipo de órdenes sin escuchar a la otra parte, cuando concurran circunstancias de especial urgencia.

La jurisprudencia del Tribunal Supremo ha establecido que la medida únicamente puede adoptarse en casos excepcionales cuya extrema urgencia quede claramente acreditada. La campaña municipal pretendía aportar herramientas a los alumnos y docentes contra la homofobia.

Abogados Cristianos, por su parte, defiende que las obras contienen ofensas religiosas, que son "libros de ideología de género". La titular del Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Castellón señala en el auto que "concurren las circunstancias de urgencia" para retirar los libros "sin que ello suponga en modo alguno una anticipación del fallo".

Medida contra el criterio sanitario

Algo similar a lo realizado ahora por la magistrada Carola Soria Piquer ocurrió el pasado 13 de agosto, cuando estimó la medida solicitada por la familia de un paciente ingresado por Covid-19 en el Hospital de La Plana.

La jueza permitió que fuera tratado de la enfermedad con ozonoterapia, algo que contraviene el consenso científico. Una decisión que sublevó a los profesionales de la medicina, puesto que los facultativos de las UCI de los hospitales valencianos señalaron que la técnica no estaba autorizada para pacientes con coronavirus e incluso la Conselleria de Sanitat amenazó con denunciar a la familia del paciente.

Solo dos semanas más tarde, otro juez levantó la medida cautelar. Durante ese tiempo, la comunidad médica interpretó la decisión de la magistrada como una especie de injerencia en el terreno científico. Los facultativos y especialistas alertaron del peligro que suponía la resolución para la entrada de todo tipo de pseudoterapias en el sistema público de salud.

En este último caso, Carola Soria Piquer se jusitica en que el recurso de Abogados Cristianos muestra "urgencia" por el "lapso de tiempo" que supone la tramitación ordinaria de la medida cautelar, ya que los libros podrían ponerse "a disposición de los alumnos menores de edad a quienes van dirigidos".

La formación ultracatólica, que dirige Polonia Castellanos, argumenta que la entrega de los libros que defienden la igualdad de las personas LGTBI "incluyen contenido sexualmente explícito" y comenten "un constante escarnio de las religiones". El Ayuntamiento de Castellón, dirigido por la socialista Amparo Marco, ha anunciado que presentará alegaciones contra la medida.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados