Buscar
Usuario

Noticias

El Colegio de Médicos denuncia al curandero Josep Pàmies por promover la lejía contra el coronavirus

Pàmies comercializa un producto que denomina MMS, lejía, asegurando que cura el coronavirus: los médicos piden mayor control para las pseudoterapias.

El Colegio de Médicos denuncia al curandero Josep Pàmies por promover la lejía contra el coronavirus

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos se ha personado como acusación en el proceso penal contra el horticultor Josep Pámies Breu. Este firme defensor de la homeopatía defiende que un producto denominado MMS (clorito de sodio, similar a la lejía y prohibido tajantemente para su consumo) puede curar o remediar la infección por coronavirus. En algunos medios ha asegurado que ejerce la homepatía, aunque la Asamblea Nacional de Homeopatía aclara que no está registrado ni tiene vinculación alguna con esta práctica. Algo rotundamente falso. De hecho, Pàmies ha asegurado previamente que este producto cura el ébola e incluso el VIH.

El producto MMS (solución mineral milagrosa, en sus siglas en inglés) que comercializa este horticultor, no cura el coronavirus. Es más, el producto es un componente químico que se utiliza para blanquear el papel y productos textiles y cuya ingesta puede provocar problemas de salud graves.

El proceso penal contra Pàmies se suma a la denuncia del Consejo Catalán de Colegios Médicos (CCMC) ante la Fiscalía del Tribuanl Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por sus promociones de este producto que vende.

A juicio de los profesionales, la actitud del hortícola constituye "un atentado contra la salud pública, intrusismo profesional, así como publicidad ilícita y publicidad engañosa, que pone en riesgo gravemente la salud de los ciudadanos y pacientes". Además, han calificado su actitud como "irresponsable", máxime cuando la OMS ha declarado la pandemia por el coronavirus.

Denuncian la proliferación de pseudoterapias

Pàmies acumula demandas por sus prácticas "Pàmies acumula demandas por sus prácticas"

La entidad denuncia que este caso es solo uno más entre la larga lista de pseudociencias y pseudoterapias que han proliferado durante los últimos años. Especialmente, en los casos de cáncer, con pacientes que abandonan su tratamiento poniendo en serio riesgo sus posibilidades de curación.

De hecho, el MMS se encuentra prohibido para consumo humano desde el año 2010 por orden de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Su consumo humano puede producir "efectos adveross que pueden ser graves, como náuseas, diarrea, deshidratación" o "muy graves, como metahemoglobinemia, fracaso renal agudo o, incluso, la muerte del paciente".

Por ello la entiedad pide la aprobación de un marco regulatorio específico para formular un Plan Nacional contra las Pseudociencias y las Pseudoterapias que permita fortalecer la lucha contra este tipo de prácticas tan peligrosas para la salud de los ciudadanos.

Artículos recomendados

Comentarios