Buscar
Usuario

Vida

Jon Kortajarena la lía por el retraso en el pedido de una tortilla y tiene que dar explicaciones

Le llueven las críticas al modelo tras compartir su conversación con un servicio de reparto a domicilio.

Jon Kortajarena la lía por el retraso en el pedido de una tortilla y tiene que dar explicaciones

El confinamiento impuesto tras el decreto del estado de alarma para frenar la pandemia del coronavirus mantiene a toda la sociedad encerrada en sus casas. En mitad de este panorama, muchos optan por pedir comida a domicilio por lo que este servicio puede saturarse y es que los denominados riders no dan a basto.

Hay quien, sin embargo, no lo entiende y esto es precisamente lo que ha hecho estallar la polémica a Jon Kortajarena. El modelo ha compartido a través de sus redes sociales su conversación con el servicio Glovo tras pedir una tortilla de patatas. Después de dos horas esperando, el vasco perdió los nervios dando un trato al trabajador que muchos le han reprochado.

"Quiero saber cuándo cojones me vas a enviar la tortilla", escribió, pese a las disculpas que le ofrecía el trabajador. "Ojalá algún día tenga usted ganas de tortilla y jueguen con sus sentimientos", añadió sin atender a las explicaciones que le daban sobre la difícil situación actual.

Ante la imposibilidad de conocer cuánto tiempo más va a tardar su pedido, el Jon Kortajarena decidió cancelar su pedido, por lo que la empresa le aseguró que no habrá coste alguno por la anulación. "Solo faltaba que me cobréis una tortilla cuando he estado esperando dos horas y nunca ha llegado", se quejó claramente enfadado.

Conversación de Jon Kortajarena con el repartidor de Glovo "Conversación de Jon Kortajarena con el repartidor de Glovo"

Las explicaciones de Kortajarena

Habiendo compartido capturas de esta conversacion a través de las redes sociales, muchos fueron los que le reprocharon al modelo su falta de empatía señalando sus malas formas. Tras la lluvia de críticas, Jon Kortajarena se ha visto obligado a dar explicaciones a través de Instagram, relatando su situación a sus seguidores.

Según ha explicado, había llegado de Los Ángeles al saber que su madre tenía coronavirus para estar lo más cerca posible de ella. "En el vuelo, dadas las circunstancias, solo te dan una botella de agua y una chocolatina para 11 horas", ha revelado.

Debido al estado de alarma, los establecimietos estaban cerrados, por lo que decidió pedir comida a domicilio ya que, después de varios meses fuera de casa, tenía la nevera vacía. "Me dijeron que tardarían 20 minutos y como tras dos horas no había llegado nada, lo reclamé", ha explicado. Además, ha querido aclarar que sus críticas no eran hacia los trabajadores, recalcando la enorme labor que están realizando estos días, sino hacia la empresa y "pedir disculpas a quien se haya podido sentir ofendidos". "Yo lo decía con un tono de humor, pero entiendo que no sonó así, así que es importante pedir disculpas", ha concluido.

Artículos recomendados

Comentarios