Buscar
Usuario

Política

Ayuso acusa al Gobierno de minimizar la pandemia con una frase que ella misma utilizó

La presidenta madrileña intenta culpar al Gobierno de los problemas de su gestión: la hemeroteca, sin embargo, la desmiente.

Ayuso acusa al Gobierno de minimizar la pandemia con una frase que ella misma utilizó

La pandemia del coronavirus se ha centrado en el centro del debate político como una herramienta más de desgaste con la que la oposición pretende derrotar al Gobierno. Dentro del PP, a pesar de todo, hay diferentes opiniones. Mientras que Almeida, Feijóo o Juanma Moreno apuestan por tender la mano para alcanzar pactos de Estado... Isabel Díaz Ayuso se ha convertido en el primer eje de la confrontación que defiende Pablo Casado.

La presidenta madrileña ha optado por la estrategia de echar balones fuera sobre cualquier aspecto que pudiese afectar al Gobierno. En especial, el problema en las residencias de ancianos, que el consejero de Ciudadanos intentó investigar a fondo hasta que fue apartado forzosamente por una persona afín a los populares.

El problema es que, en muchas ocasiones, erigirse como el estandarte de la verdad puede volverse en contra. Así lo ha vivido la propia Ayuso cuando, en el pleno de la Asamblea de Madrid aseguró: "El Gobierno que forman PSOE y Unidas Podemos nos dijeron que era una gripe más y lo peor era el alarmismo. Y les entendimos y nos confiamos. ¿Y qué paso? Que vino la pandemia y los miles de muertos. Reconozco mi error: fiarme de la izquierda. Les aseguro que no volverá a ocurrir".

Pues bien, nada de "fiarse de la izquierda". Quien estaba restando toda importancia antes de la pandemia era la propia Ayuso, con competencias en Sanidad y una consejería que dirige varios de los hospitales más importantes de España, a los que podría haber escuchado y no quiso. Ayuso desoyó a sus técnicos y decidió quitar toda la importancia a la catástrofe que vendría después.

La misma estrategia que el Gobierno catalán

La estrategia comunicativa de Isabel Díaz Ayuso remite directamente a la emprendida durante las últimas semanas por la Generalitat de Cataluña, acusando directamente al Gobieno central de los efectos más lesivos de la pandemia y exonerándose de las responsabilidades políticas.

De hecho, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, llegó a asegurar que habían pedido "confinar Cataluña 15 días antes" que Moncloa, antes de añadir: con la independencia "probablemente no tendríamos ni tantos muertos, ni tantos infectados".

Lo cierto es que sus palabras fueron, realmente, mentira. La Generalitat no pidió el confinamiento antes, si no que mantenía la celebración de eventos masivos cuando otras autonomías ya habían cerrado escuelas. Una medida sobre la que, en los primeros días, Budó dijo: "Ahora mismo no hay motivos para aplicar las medidas que han asumido en otras comunidades".

Artículos recomendados

Comentarios