El imán de Ripoll fue confidente del CNI hasta el día del atentado de Las Ramblas

El imán de Ripoll fue confidente del CNI hasta el día del atentado de Las Ramblas

El diario digital Público ha informado de que los servicios de inteligencia conocían las actividades de la célula yihadista.

Abdelbaki Es Satty, conocido como el imán de Ripoll y por ser el cerebro de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils del 17 de agosto del 2017, fue también confidente del CNI hasta el mismo día de la masacre. Al parecer, según ha informado el diario digital Público, los servicios de inteligencia ya conocían las actividades de esta célula yihadista. 

El medio que ha dado la noticia en exclusiva ha tenido acceso a un correo electrónico en el que se muestran las comunicaciones dos meses antes del 17-A. En la noticia también se asegura que durante la mañana siguiente a la masacre se borró del resgistro central de fuentes del CNI la ficha de Abdelbaki Es Satti. 

Entre otras pruebas, aparece también un informe reservado del servicio secreto sobre los viajes por Europa de los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils a finales de 2016. Con todo esto se demuestra que los servicios secretos españoles estaban siguiendo los movimientos de los integrantes de la célula. 

La técnica del buzón muerto

Captura de pantalla de los dos borradores en los que el controlador del CNI le pide que escriba mensajes por ese método imposible de interceptar - Público "Captura de pantalla de los dos borradores en los que el controlador del CNI le pide que escriba mensajes por ese método imposible de interceptar - Público"

Al parecer, según la información del periodista Carlos Enrique Bayo, el imán y el CNI se comunicaban a través de un correo (adamperez27177@gmail.com) con el que utilizaban la técnica del 'buzón muerto', que consiste en que los correos no se envían sino que se dejan como borrador. Para poder leerlos es necesario entrar en el correo con la contraseña correspondiente (PEREJUAN18). Esta táctica la han utilizado en otras ocasiones células yihadistas, ya que el hecho de no evniar el correo supone no dejar ningún tipo de rastro en la comunicación. 

La última modificación de la configuración del correo tiene fecha de marzo de 2017, cinco meses antes de la masacre, y en esta carpeta de borradores había dos mensajes. El primero con fecha del 24 de mayo de 2017 dice así: "Veo que has podido entrar, solo has de dejar escrito un mensaje como este como borrador y yo lo leeré. Ya puedes empezar a escribir cosas. Gracias amigo". El segundo correo-borrador es del 19 de junio del 2017 y dice: "No tienes nada para escribir o es que no puedes hacerlo. Hoy es lunes 19 de junio".

Ambos mensajes son del agente del CNI y van dirigidos a Es Satty. Esta comunicación habría sucedido mientras los miembros de la célula terrorista fabricaban en el chalet de Alcanar los explosivos con los que pretendían cometer los atentados. 

El CNI conocía los planes de la célula

Informe reservado del servicio secreto sobre los viajes en Europa, a finales de 2016, de los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils - Público "Informe reservado del servicio secreto sobre los viajes en Europa, a finales de 2016, de los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils - Público"

Además de los mensajes, Público también muestra un relato de un seguimiento de los movimientos de la célula terrorista en diciembre de 2016, antes de los atentados en España. Por esto se ha podido saber que el CNI conocía las actividades de la célula, sus movimientos y los itinerarios, y hasta los planes. Después de dar detalles sobre los desplazamientos y sus objetivos en los viajes, el medio llega a la conclusión de que el CNI sabía de los contínuos tránsitos por carretera entre Ripoll y Alcanar, que ellos vigilaron y controlaron a los terroristas hasta el mismo día del atentado. 

Esta información ha provocado numerado reacciones entre políticos y anónimos que ya han expresado su indignación en las redes sociales. Uno de los primeros en hacerlo ha sido el presidente Quim Torra, que vía Twitter ha denunciado que se trata de un "escándalo gravísimo", y por esto ha exigido explicaciones al Gobierno y que se asuman responsabilidades. 

Comentarios