Buscar
Usuario

Noticias

La ilusión óptica que desconcertó a los conductores en un túnel de Estados Unidos

Un conductor en un túnel de Milwaukee se detiene ante lo que parece un gran socavón pero, ¿qué era realmente?.

La ilusión óptica que desconcertó a los conductores en un túnel de Estados Unidos La ilusión óptica que desconcertó a los conductores en un túnel de Estados Unidos

En ocasiones, la vista puede jugarnos malas pasadas y esas ilusiones ópticas podemos vivirlas incluso mientras vamos conduciendo. Aún con los retrovisores o los sistemas de ayuda que incorporan ahora los vehículos, el ojo humano sigue engañado por las ilusiones ópticas.

Esto fue lo que le pasó a varios conductores en una carretera en Milwaukee. Uno de ellos compartió el increíble vídeo en redes sociales, atónito ante la imagen que tenía delante. ¿Qué habrías hecho tú al encontrarte con esa situación?

¿Eso es un agujero?

En la grabación del ciudadano estadounidense puede verse a la perfección cómo su vehículo se encuentra detenido a la entrada de un túnel. ¿Por qué? Mientras estaba conduciendo vio una figura que él juraría que era un socavón enorme en la carretera.

"No tiene sentido que falte esa parte", comentaba mientras analizaba la situación sin moverse. Mientras se mantenía a la espera de que los vehículos que se acercaban por atrás lo adelanten y exploraran primero el terreno.

Varios coches valientes deciden adentrarse en el túnel rodeando el misterioso agujero. Es entonces cuando llega un coche que desvela finalmente todo el misterio. Al acercarse rápidamente ante la figura en el suelo el coche se detiene bruscamente a pocos metros de ella. Es entonces cuando se puede ver claramente el reflejo del coche sobre una superficie que parece agua.

Un espejismo en pleno Estados Unidos

Cuando por fin se desvela el misterio el conductor del vehículo que en ese momento continuaba grabando exclama aliviado: "Oh, es agua, es agua". ¿Cómo se formó este espejismo? Al parecer el reflejo del techo del túnel en el agua engañaba a la vista y al cerebro haciendo que pareciera que había un agujero o que el carril de la izquierda se separaba descendiendo hacia un desnivel inferior trazando una misma curva que el superior.

Por mucho que se quiera, hay ilusiones ópticas que no pueden evitarse. El espejismo más común sucede en verano, cuando las altas temperaturas crean sobre el asfalto una falsa imagen de agua con pequeñas ondulaciones que engañan al ojo del conductor.

El caso sucedido en Estados Unidos es solo un ejemplo de lo fácil que es engañar al ojo humano y cómo es fundamental como conductor ser precavido. Ante la mínima señal de peligro debe detenerse (al igual que hizo el conductor del vídeo), al menos hasta asegurarse de que no hay ningún otro obstáculo en la carretera que impida nuestra circulación.

Artículos recomendados

Comentarios