Buscar
Usuario

Noticias

Hospitalizada por "exceso de gases" la influencer que gana 44.000 euros semanales vendiendo sus pedos envasados

Stephanie Matto creía que estaba sufriendo un "ataque cardíaco", pero fue intervenida de urgencia en el hospital: en realidad, eran gases.

Hospitalizada por "exceso de gases" la influencer que gana 44.000 euros semanales vendiendo sus pedos envasados

Stephanie Matto, conocida por su paso en el reality australiano '90 Day Fiancé', se ha convertido en un fenómeno viral en las redes sociales por su particular negocio: gana hasta 44.000 euros semanales vendiendo sus pedos envasados.

Sin embargo, Matto se ha visto obligada a darse un respiro después de haber sido hospitalizada de emergencia por el fuerte esfuerzo físico que realiza para desempeñar su particular trabajo vendiendo sus ventosidades.

La joven de 31 años, originaria de Connecticut (Estados Unidos), fue trasladada a urgencias después de sufrir síntomas compatibles con un "ataque cardíaco", que incluían dolores punzantes en el pecho por los que creía temer por su vida.

"Me di cuenta de que algo no estaba bien esa noche, cuando estaba acostada en la cama y pude sentir una presión en mi estómago moviéndose hacia arriba", ha afirmado la influencer, que notó molestias respiratorias. Cada vez que intentaba respirar notaba un pellizco en torno a su corazón, lo que hizo que su ansiedad incrementara.

Fue entonces cuando Matto decidió llamar a un amigo para que la ayudara a trasladarse a un hospital, donde fue ingresada en urgencias. "Terminé yendo al hospital esa noche. No les dije a mis médicos nada sobre las flatulencias que vendo en frascos, pero sí les dije lo de mi dieta", ha declarado. Fue entonces cuando le recomendaron un medicamento superior de gases y un cambio de dieta.

Los médicos también procedieron a realizarle las pruebas necesarias. Incluyeron exámenes de sangre y un electrocardiograma, para poder hacerle una valoración más precisa de su caso.

El corazón de Stephanie Matto no estaba en peligro: sus síntomas se debían a un exceso de gases. Una vez que sus resultados se dieron a conocer, Matto fue consciente de que había sufrido estos dolores como consecuencia de una dieta frecuente basada en frijoles, huevos y licuados de proteína de plátano.

Creía que estaba peligrando su vida

Matto ha relatado en sus redes sociales que, en realidad, pensaba que estaba peligrando su vida. Creyó que estaba sufriendo un derrame cerebral y que los síntomas indicaban que estaba viviendo los últimos instantes de su existencia.

Afortunadamente, todo quedó en un susto y todo se redujo a una crisis de gases relacionada con su particular negocio. Según ha relatado, la demanda de sus gases le ha llevado a 'producir' hasta 50 frascos de flatulencias a la semana, por lo que, para cubrir todos los pedidos, tuvo que cambiar su dieta alta en fibras, incrementando la ingesta de frijoles y huevos.

Cuando se dio cuenta de que los licuados contribuían a que las flatulencias tuvieran un olor todavía peor, empezó a consumirlos con mayor frecuencia, una decisión que le ha llevado a una crisis de gases que ha terminado con ella en el hospital.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar